17/05/2022

CUANDO SUFRES CON DULCE PACIENCIA



               En la iglesia de Fresne. Él: Hija Mía, ¿no comprendes que las penas que te mando están medidas y como calculadas sobre lo que tú puedes?. Son favores que te ligan a tu Amado. Dame las gracias por esas penillas que Yo pongo en tu corazón como una florecita delicada. Él te encuentra más hermosa cuando sufres con dulce paciencia unida a Su Paciencia. Tu alma toma entonces como un rostro nuevo cuyos rasgos están tomados de los Suyos, Sé flexible y dócil en Mis Manos. 

               Humíllate siempre, como quien ha merecido sus infortunios. Yo lo sufrí todo, siendo El Inocente. ¿No te sientes dispuesta a sufrirlo todo para consumar nuestra Unión”? ¿O La tienes ya por suficiente y no la deseas todavía más estrecha? ¿Piensas que tu amor Me ha dicho ya su última palabra? Déjate a ti misma y pasa dentro de Mí. Ganarás con el cambio. 

               Casas, las hay de muchas clases; pero la mas dulce es la Casa de la intimidad del Esposo: si tú llegas a probarla, querrás tener allí tu morada  permanente. Y una vez en ella, ¿quién podrá alcanzarte?. Estás en Brazos del Único, pues a Él te has dado. Le has dado tu honor, tus bienes, tu corazón; Él acudirá a todos los medios para tu santificación, que es el fin de los fines. Amar y agradar a Dios, ¡qué importa el resto!

              Cuando veas a Dios, .. ¡Cómo te alegraras de haberlo amado y servido! De haberlo glorificado sin regatear y de todo corazón. No temas las tribulaciones, pues por su medio creces y subes; te ayudan a amarme más y Yo te aguardo en una encrucijada, para ver cómo, superas el obstáculo. Me pregunto: ‘Va a pedirme auxilio? ¿Me dará finalmente, en un impulso filial, toda su confianza?’ ¡Cuán grande es la paz de un alma que se Me confía totalmente!


29 de Julio 1943

De los escritos de la mística Gabrielle Bossis «Él y yo», 
con el imprimatur en 1957 de Monseñor Jacques Le Cordier, 
Obispo auxiliar de París; también del Obispo de Nantes, 
Monseñor Villepellet, del entonces Obispo Auxiliar 
y Vicario General de la Arquidiócesis de México, 
Monseñor Francisco Orozco y del Obispo Auxiliar
de Madrid-Alcalá Monseñor García Lahiguera.

Read More

A %d blogueros les gusta esto: