24/07/2024

El TC de Conde-Pumpido avala el aborto secreto a los 16 años y negar el sobre que daba alternativas

El Tribunal Constitucional español, que controla el PSOE a través de Cándido Conde-Pumpido (quien fue el Fiscal General del presidente socialista Rodríguez Zapatero de 2004 a 2011) ha anunciado que da su visto bueno a la ley de aborto de Pedro Sánchez e Irene Montero de 2022, que permite abortar a chicas de 16 y 17 años sin avisar a sus familias y sin que se ofrezca a la embarazada ni siquiera el antiguo «sobre cerrado» con direcciones o ideas de alternativas al aborto o ayudas a la maternidad.

Este sobre cerrado era el último y tímido vestigio de una cierta protección al feto que el Tribunal Constitucional pedía en su sentencia de 1985, sentencia en la que el TC decretó que «la vida del nasciturus es un bien jurídico protegido por el artículo 15 de la Constitución» y que «el Estado tiene frente a la gestante y el nasciturus dos obligaciones: “La de abstenerse de interrumpir o de obstaculizar el proceso natural de gestación y la de establecer un sistema legal para la defensa de la vida que suponga una protección efectiva de la misma«.

Parece que para Conde-Pumpido y sus colaboradores, una «protección efectiva» de la vida del nasciturus significa lo mismo que nada.

España: aborto casi sin límites y ahora con más apoyo del TC

Hay que recordar que España tiene, desde 2010, una ley de aborto de plazos, con la cual se puede abortar sin alegar causa alguna en las 14 primeras semanas y aduciendo «riesgo para la salud de la madre» (incluyendo el coladero de la «salud psíquica») hasta las 22 semanas.

La Ley de Aborto de Pedro Sánchez e Irene Montero fue aprobada en 2022 con 190 votos a favor, 154 en contra y cinco abstenciones. Esa ley estableció que las chicas de 16 y 17 años pueden abortar a escondidas, sin notificárselo a sus padres (ni ellas ni el médico). También estableció que dejara de entregarse el sobre con informaciones de alternativas al aborto o ayudas a la maternidad. Y reforzó el acoso contra la objeción de conciencia de los sanitarios.

El Tribunal Constitucional español en 2023 está lleno de ex-altos cargos socialistas y juristas que en 2010 estaban implicados en hacer e impulsar la ley Aído del aborto; no es un ejemplo de tribunal imparcial. La Asamblea por la Vida ya presentó una protesta formal en marzo de 2023, completamente ignorada por el organismo, más desprestigiado que nunca. También Conferencia Episcopal criticó que el TC apoyara la ley de 2010, calificada de «darwinismo social». Otras muchas asociaciones protestaron (ver aquí).

En 2022 votaron contra esa ley el PP, Vox y Ciudadanos (pero Ciudadanos lo hizo porque la ley llamaba «violencia» al vientre de alquiler, y Ciudadanos defendía este negocio, ilegal en España). La ley declaraba ilícita la publicidad del vientre de alquiler y PNV y Junts en cambio sí apoyaban esta publicidad (insistimos, aunque es una práctica ilegal en España).

El PP no movió un dedo más contra esta ley, pero VOX, apoyándose en 50 diputados que tenía entonces, presentó una cuestión de inconstitucionalidad. Ahora, la clásica votación de 7 magistrados contra 4 (los 7 que siempre apoyan las leyes socialistas, contra el resto) responde a VOX que la norma es perfectamente constitucional y repite argumentos que ya usara para defender la Ley Aído.

La sentencia todavía no se ha publicado y no se conoce su argumentación detallada, aunque las fuentes apuntan a que repite párrafos enteros de la sentencia sobre la Ley Aído. Los cuatro magistrados que casi siempre se desmarcan del bloque socialista (César Tolosa, Concepción Espejel, Enrique Arnaldo y Ricardo Enríquez) han anunciado que ellos difundirán un pronunciamiento propio discrepando con la sentencia.

Vox dice que seguirá dando la batalla de la vida

Al conocer el fallo, fuentes de Vox han respondido que el tribunal no daña a Vox sino a «millones de mujeres, millones de jóvenes que quedan desamparadas en el momento en que más vulnerables son». Declaran que la decisión del TC de Conde-Pumpido es «una decisión contra el valor de la vida humana y una decisión que ahonda en la configuración de una sociedad sin cultura de la vida». Sostienen además que supone «un ataque más» contra la familia y contra el deber y el derecho que tienen los padres de velar por el bienestar de sus hijos.

Vox, que en las últimas elecciones europeas fue el tercer partido más votado en España (casi el 10% del voto, con 1,6 millones de votantes) asegura que la sentencia «no mina un ápice» su determinación a la hora de proponer una «cultura de la vida»: «No vamos a abandonar a la mujer ni tampoco al niño no nacido», insiste la formación verde.

Vox recuerda que el PP «renunció a combatir» la reforma del aborto de Pedro Sánchez de 2022. Desde los micrófonos de Cope Pepa Millán, portavoz del Grupo Parlamentario de Vox, ha asegurado: «Estamos por la instauración de la cultura de la vida frente a la cultura de la muerte y sabemos que estamos en minoría pero no por eso vamos a dejar de defender lo que creemos que tenemos que defender», ha expresado. Millán ha indicado que estudiarán todas las posibilidades judiciales y ha defendido las medidas que están impulsando desde los gobiernos autonómicos en los que participa su partido para ayudar a las familias y las embarazadas.

Rechazo e indignación de la Asamblea por la Vida

La Asamblea por la Vida y la Dignidad, que coordina a numerosas asociaciones provida y profamilia, ha declarado «su más firme rechazo y profunda indignación ante la reciente sentencia del Tribunal Constitucional». La ley, dicen es perjudicial para «los derechos de los menores y la autoridad parental».

«Por siete votos contra cuatro, la mayoría más ideologizada del Tribunal Constitucional ha blindado la ‘Ley Montero’ del aborto!«, protesta la plataforma.

«Confirmamos hoy que el Tribunal Constitucional no garantiza la defensa de los más vulnerables, sino que opta por respaldar decisiones políticas que atentan contra la vida y los valores fundamentales de nuestra sociedad, olvidando su verdadero propósito de proteger los derechos y libertades de todos los ciudadanos y sobre todo, de los más vulnerables«, sigue la nota de protesta.

«Las menores de 16 años no tienen la madurez emocional ni el conocimiento necesario para tomar una decisión tan trascendental como la de interrumpir un embarazo sin el apoyo y consentimiento de sus padres o tutores legales. Involucrar a los padres en este tipo de decisiones es esencial para garantizar el bienestar y la seguridad de las menores», explica la Asamblea. Recuerdan que «los padres tienen el deber y el derecho de velar por el bienestar de sus hijos, y esta ley les impide ejercer su responsabilidad de cuidado y protección».

Además, la plataforma «defiende la vida desde la concepción. La Ley Montero, al facilitar el aborto sin restricciones para menores, atenta contra la dignidad de la vida humana y promueve una cultura de la muerte en lugar de una cultura de la vida».

Y añaden que «las menores que optan por el aborto sin el apoyo de sus padres pueden enfrentar graves consecuencias psicológicas y físicas. La falta de orientación y apoyo puede aumentar el riesgo de efectos negativos a largo plazo, dejando a las menores en situaciones de vulnerabilidad».

Por último, la Asamblea por la Vida anima a ciudadanos y asociaciones a unirse pidiendo una «protección integral de las menores y el respeto a la autoridad parental. Juntos, debemos construir una sociedad que valore la vida, la dignidad y la libertad de todos, especialmente de los más vulnerables». La Asamblea ofrece más información en https://asambleaxlavida.org .

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»