18/04/2024

La Generalitat impide rezar ante abortorios, pero en el País Vasco ya se vio que eso no es legal

La noche del lunes 19, funcionarios de la Generalitat de Cataluña, y políticos como la consellera de Feminismos, difundían una norma autonómica de la conselleria de Interior que dictaba que quien quiera «ejercer su derecho» de manifestación ante centros abortistas debe hacerlo a tal distancia que no sean vistos por quienes acudan la clínica.

La medida coincide con la Cuaresma y la campaña de oración y ayuno de  40 Días por la Vida,  que empezó el 14 de febrero. Parece que así la Generalitat intenta implantar «zonas burbuja»  o «zonas de exclusión», las llamadas en inglés buffer zones. 

Responsables de 40 Días por la Vida cuentan a ReL que, aún teniendo Delegación de Gobierno conocimiento de su campaña, la Generalitat notificó a los orantes  la noche del viernes que debían situarse «en un lugar donde no se les viese ni oyese desde el abortorio». 

En 40 Días por la Vida, los voluntarios rezan frente a los centros de aborto, de manera silenciosa y con carteles en los que se puede leer «no estás sola», «podemos ayudarte» o «rezamos por ti y por tu bebé».

Una de las voluntarias de 40 Días por la Vida en Barcelona en una edición anterior.

En una nota, 40 Días por la Vida explica que «el viernes 16 de febrero, la Directora General de Administración de Seguridad del Departamento del Interior de la Generalitat de Catalunya dictó una resolución que condiciona el desarrollo de la campaña en Barcelona. El domingo 18 de febrero, en menos de 48h, el equipo legal de 40 Días por la Vida interpuso el correspondiente recurso contencioso-administrativo por considerar la resolución no ajustada a Derecho. Dicho recurso será resuelto en cuestión de días».

Los abogados de 40 Días por la Vida Internacional han ganado casos similares recientemente (por ejemplo, en varias ciudades de Alemania), y ya se dio un caso claro hace unos meses en el País Vasco, cuando el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco dio la razón a 40 Días por la Vida y confirmó su derecho a estar presentes en la calle siempre que no impidieran el paso de viandantes o la entrada a los centros abortistas. 

Isabel Vaughan, que ha sido noticia internacional por ser arrestada en Birmingham por orar en silencio, acudió recientemente a Barcelona: en este vídeo anima a participar en estas oraciones.

Es de esperar que los tribunales catalanes pronto fallen a favor de la libertad de expresión, reunión y religión de 40 Días por la Vida Barcelona.

Los ayuntamientos y autoridades autonómicas no pueden arbitrariamente limitar de forma desproporcionada, previa e injustificada los derechos de libertad de expresión, manifestación y culto de los asistentes, han declarado activistas provida católicos a ReL.

Además, incluso aunque la norma de la Generalitat se ajustase a derecho, en realidad prohíbe manifestarse, pero «no se ha prohibido rezar», que es lo que hacen en 40 Días por la Vida.

Actualmente 40 Días por la Vida dispone de tres campañas activas en Barcelona, donde hay cerca de 900 voluntarios inscritos y ya se han realizado cerca de 250 turnos de oración en menos de una semana: se trata de los abortorios situados en el abortorio Aragón (calle Viladomat 158), en la Dalmases (Calle Dalmases 34) y Anglí (frente Clinica EMECE, Carrer d’Anglí, 39). Puedes obtener más información y apuntarte a las campañas desde los enlaces.

Una «respuesta» a «grupos antiderechos»

Desde la Generalitat, la directora general de Seguridad, Sonia Andolz, ha declarado que el derecho de reunión y manifestación debe limitarse ante el derecho de «poder abortar libremente y de forma segura» o «el del personal técnico y sanitario que trabaja en los centros». Pero lo cierto es que manifestarse ante clínicas, o rezar en silencio con carteles ante ellas, no impide en nada que quien quiera realice o solicite abortos en ellas.

Por su parte, la consellera de Igualdad y Feminismos Tania Verge dejó claro que se trata de «una respuesta proactiva» ante lo que considera grupos «antiderechos y antigénero» que debe formar parte de la «estrategia nacional de derechos sexuales y reproductivos» del gobierno catalán.

Lo cierto es que en los ocho años que 40 Días por la Vida celebra campañas en España, no  se conocen casos en que sus participantes hayan «increpado directamente» a mujeres o a trabajadores de abortorios, como suelen acusar sus opositores.

De hecho, a cada participante de 40 Días por la Vida la entidad provida le pide firmar una declaración de paz en la que se compromete a dedicarse exclusivamente a rezar ante las clínicas, y sólo hablar con quien acuda a consultarle algo.

Los participantes firman antes de acudir a 40 Días por la Vida:

«Solamente buscaré soluciones pacíficas a la violencia del aborto cuando esté de voluntario(a) en la campaña 40 Días por la Vida… Mostraré compasión y reflejaré el amor de Cristo al personal de empleados, voluntarios y clientes del abortorio…. Entiendo que actuar de manera violenta o dañina me desasocia inmediata y completamente de la campaña 40 Días por la Vida». 

El precedente de Vitoria: victoria legal provida en octubre 

En Vitoria, hace 4 meses la directora de la Policía Autónoma Vasca, Victoria Landa -conocida  por su activismo feminista radical- dictó una resolución el 5 de octubre obligando a los voluntarios a alejarse 200 metros del abortorio. Los abogados de la campaña provida actuaron y el Tribunal Superior de Justicia Vasco les dio la razón y revocó la ilegítima resolución de Victoria Landa.

«La Administración actuó incorrectamente al margen de las atribuciones recogidas en el ordenamiento jurídico aplicable al exigir la modificación del lugar de reunión», dijo el Tribunal. 

Grabarlo todo y tener testigos: no aceptar denuncias falsas

La norma actual en España, implantada por el PSOE, es muy restrictiva en lo que respecta a las actividades provida ante centros abortistas, pero requiere que denuncie la persona que se siente acosada (la embarazada o el trabajador del aborto que digan haber sido acosados o intimidados) y que explique en qué consistió el acoso.

Sin acoso, intimidación o impedimento del paso, no hay forma de oponerse legalmente: un grupo pequeño que reza en silencio o en voz baja a cierta distancia está legalmente protegido.

Por eso los que se lucran con el aborto a menudo se sienten tentados a inventar incidentes y forcejeos que en la realidad no se dan. Tomislav Cunovic, uno de los abogados internacionales de 40 Días por la Vida en Europa anima a grabarlo todo en las vigilias para luego demostrar que las acusaciones son falsas y manipuladas. 

«Es importante que si ocurre cualquier cosa – una multa, que vaya la policía, llamar a un abogado, lo que sea- que lo grabéis todo y tengáis un registro de lo sucedido, publicarlo y luchar por nuestros derechos ante la ley. Tenemos que comportarnos de una manera práctica, apuntar las cosas, grabarlas, hacer un protocolo de campaña. Así, si tenemos que ir a los Tribunales, podremos enseñar nuestros hechos y las pruebas de que no sucedió nada grave, porque la otra parte no tendrá nada», afirmó en encuentros de formación.

En el caso de Vitoria fue así: los voluntarios denunciados acudieron a los juzgados de Vitoria a declarar que “en ningún momento nos hemos acercado a nadie y no hemos interactuado con nadie ni del centro ni con las personas que allí acuden. Nuestros turnos transcurren de manera pacífica y tranquila”, declaró un voluntario implicado.

Y añadió: “Yo estoy allí para salvar vidas y almas. Considero que lo que estamos haciendo es abrir un camino para que todos se salven: los bebés, las madres, los padres, todos los sanitarios y para que se conciencie la sociedad entera de que el aborto es algo malo. Por ellos también rezamos de manera silenciosa, aunque nos denuncien, persigan o acosen. Rezamos también por los periodistas que nos difaman, que nos han hecho mucho daño, por todas las personas que nos atacan. Por esos también seguimos rezando en silencio y ofrecemos nuestra humilde oración”, detalló.

Historias de vidas salvadas

En España, decenas de mujeres han renunciado a sus abortos tras la oración y la solicitud de ayuda material, psicológica y espiritual a 40 Días por la Vida. Te hemos contado varios de ellos en Religión en Libertad.

-Segundo rescate en 40 Días por la Vida España: «Se puso a llorar y abrazó a los voluntarios»

¡Primera vida salvada! Gloria a Dios: 40 Días por la Vida inicia con fuerza su campaña de Cuaresma

-Dos mujeres rescatadas en Madrid frente al abortorio en sólo 4 horas: frutos de 40 Días por la Vida

-Joven, rebelde, sin Dios ni ley, iba a abortar cuando vio a 40 Días por la Vida: «No estás sola»

La campaña de Cuaresma de 40 Días por la Vida comenzó el 14 de febrero y se extenderá hasta el 24 de marzo ante centros abortistas de toda España, que se pueden consultar en la página web de los provida.

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»