15/04/2024

«Negar a Dios y destruir los fundamentos cristianos»: el objetivo de la Agenda 2030, en 10 puntos

Hasta que la política danesa Ida Auken declaró ante el Foro Económico Mundial que en 2030 «no tendrás nada y serás feliz«, poco se sabía de la «Agenda 2030» aprobada en la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2015. A partir de entonces surgió un continuo flujo de información relativa al documento de la ONU titulado Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Desde ese momento, no han sido pocas las iniciativas que buscan desentrañar el sentido y significado real de cada uno de los objetivos y metas de la Agenda. Es el caso de NEOS, que detalla todo lo necesario para iniciarse en los contenidos del proyecto de la ONU a través del documento Desenmascarando la Agenda 2030.

Realizado por el grupo de trabajo de Amenazas Globales de NEOS bajo la coordinación de Jorge Soley, el documento de algo más de 30 páginas analiza los grandes objetivos de la Agenda a los que en un principio «poco se puede objetar»: solo una vez desglosados en las 169 metas se comprende que «el objetivo principal de la Agenda es el reemplazo, la sustitución y la destrucción de los fundamentos cristianos de nuestro actual orden social», reza el documento de NEOS.

Extraemos 10 aspectos que sintetizan el contenido y significado de esta «Agenda 2030»:

1º ¿Qué es la Agenda 2030?

La Agenda 2030 «fue aprobada en la Asamblea General de las naciones Unidas el 25 de septiembre de 2015 con el título `Transformar nuestro mundo, la agenda 2030 para el desarrollo sostenible´. La parte más conocida son sus 17 objetivos de Desarrollo sostenible (ODS). Se concretan en 169 metas y la Agenda establece, con amplio grado de detalle, las actuaciones que hay que desarrollar para su efectiva realización, cómo hay que medir su progresiva implementación y la forma de la que se seguirá y observará su cumplimiento, explica el documento de NEOS.

Puedes conocer cada uno de los ODS, su objetivo oficial y el que se desprende de diversos análisis en The real 2030.

2º «Es un todo indivisible»

Desenmascarando la Agenda 2030 advierte de que la propia resolución constitutiva establece que no es posible «asumir la Agenda 2030 en general pero descartar sus aspectos más problemáticos«. Como muestra de ello, refiere al tercer párrafo de su preámbulo, que subraya que «los objetivos y las metas son de carácter integrado e indivisible». Es decir, que la Agenda «es un paquete indivisible» y no se pueden hacer «observaciones ni tomarla parcialmente: o se asume en su totalidad o se rechaza».

3º Una propuesta inalcanzable

«A pesar de sus pretensiones, incluso quienes promueven la Agenda 2030 son conscientes de que muchas de sus metas son inalcanzables. No es viable, por ejemplo, que `de aquí a 2030 (…) todas las niñas y todos los niños [del mundo] terminen la enseñanza primaria y secundaria´ y que ésta sea `gratuita, equitativa y de calidad´».

4º Lo que no está en la Agenda

Los responsables de  la elaboración del documento mencionan que a la hora de estudiar la Agenda 2030, es tan importante «lo que se incluye como lo que se deja fuera y silencia». Así, aunque «es imposible entender la igualdad entre varones y mujeres, la lucha contra la pobreza, el respeto al medio ambiente o el progreso de las naciones sin potenciar la familia», esta «no se menciona». «El marco de la Agenda presupone que la sociedad se construye de espaldas a familia. La palabra padre no aparece en la Resolución y la palabra madre sólo se emplea para referirse a la `madre tierra´»,  agrega.

5º  Niega a Dios

Lo mismo se podría decir de la dimensión trascendente en los documentos de la Agenda, donde no se encuentra «ninguna mención a Dios y a la trascendencia. Por la vía de los hechos, se rechaza la existencia de cualquier orden preestablecido, de una ley natural y de un orden moral. El hombre no es visto como criatura sino que se considera autónomo, hecho a sí mismo, sin que exista ninguna referencia objetiva en esa autoconstrucción».

El documento `Desenmascarando la Agenda 2030´ está disponible para descarga de forma gratuita.

6º Globalismo

Al mismo tiempo que la persona es autónoma para la Agenda, esta considera fundamental que se dé un «dirigismo»  sobre la población que «obligue a cada uno a transitar por el `camino correcto´ hacia su `perfección´«. Esto, dice el documento coordinado por Soley, «exige eliminar las cortapisas al control global de la población. Las soberanías nacionales son uno de los mayores impedimentos para la aplicación global de la Agenda 2030; de ahí que haya que suprimirlas o reducir su alcance».

7º Colonización ideológica

Otro de los problemas que plantea según los autores de Desenmascarando la Agenda 2030, es lo que el Papa Francisco denomina `colonización ideológica´, especialmente a los países en vías de desarrollo. Lo advertía el nuncio del Vaticano en España, Bernardito Auza, que encabezó en su día la Delegación de la santa sede ante las naciones Unidas en el proceso de negociación de la Agenda 2030. Según el nuncio, «estamos ante un fenómeno de colonización ideológica cuando se proponen `soluciones preconfeccionadas que responden más a las prioridades del país donante que a las necesidades de los países receptores´».

8º Vía apocalíptica del cambio climático

Los autores del documento hablan del ecologismo y climatismo como uno de los pilares de la Agenda, en el que el ser humano «es un componente más de nuestro medio, pero no es superior a otros y, en consecuencia, está supeditado al bien superior de la `madre tierra´«. «De ahí la permanente referencia en la Agenda 2030 a la sostenibilidad y a un tremendismo climático que la humanidad estaría provocando y que, para combatirlo, se exigen sacrificios que llegan en ocasiones hasta el absurdo», explican.

Hablando del objetivo 12, Producción y consumo responsables, se denuncia que la Agenda «eleva a dogma una opinión sobre la que no hay consenso científico: que el cambio climático es consecuencia de la actividad humana y de nuestra forma de vida, que estamos amenazando el futuro de nuestro planeta. Mientras que la conciencia cristiana y humana de buena voluntad indica cuidar el medio ambiente y evitar todas las acciones que lo lesionan, la Agenda 2030 esgrime este objetivo como excusa para imponer políticas restrictivas de libertades a veces hasta extremos absurdos».

9º Ideología de género

Hablando en este caso del objetivo 5, Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas, se denuncia que para la Agenda «no existe una naturaleza humana«, así como una visión del hombre y la mujer como «enfrentados, en la que el hombre es indefectiblemente un peligro para la mujer. De ahí la permanente referencia al empoderamiento de la mujer».

10º Aborto  

NEOS también apunta al aborto como uno de los objetivos que persigue la Agenda. Concretamente la meta 3.7, que aspira a «garantizar el acceso universal a los servicios de salud sexual y reproductiva, incluidos los de planificación familiar, información y educación, y la integración de la salud reproductiva en las estrategias y los programas nacionales». Terminología como la de «salud reproductiva» que, para los redactores de Desenmascarando la Agenda 2030, incluye «la promoción de la anticoncepción, campañas de esterilización y promoción del aborto«.

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»