04/12/2022

Primer viernes de Marzo: Cristo de Medinaceli

Hemeroteca Laus DEo05/03/2021 @ 07:01

 

La imagen del Cristo es posiblemente una de las más veneradas en toda España. En Madrid, el primer viernes del mes de marzo, una interminable cola de fieles espera para entrar en el besapíes del Cristo de Medinaceli. Una fiesta en la que miles y miles de fieles muestran su cariñó a esta imagen “milagrosa” a la que todos los años honra con su presencia algún miembro de la Casa Real Española.

El Cristo de Medinaceli es un Cristo milagroso e histórico. No se sabe su autoría, pero sí que fue realizado en la primera mitad del siglo XVII, con 1,73 metros de altura. La imagen ser realizó para llevarla a la colonia española de Mámora, en el norte de África, llamada por los españoles San Miguel de Ultramar.

El día 30 de abril de 1681, Mámora cayó en manos del Rey Musley Ismael y la imagen del Nazareno fue también capturada y llevada a Mequínez. La historia atestigua cómo la imagen fue arrastrada por las calles de Mequinez en señal de odio contra la religión cristiana.

El Padre de la Orden de la Santísima Trinidad, Fray Pedro de los Ángeles arriesgando su vida y presentándose ante el mismo rey, solicitó el rescate de la imagen como si se tratara de un ser vivo. Tras meses de negociación lograron convencer al rey Muley de que tasara el rescate de la imagen pagando su peso en oro. La leyenda asegura que la balanza se equilibró exactamente cuando se acumularon treinta monedas. Una y otra vez el resultado siguió siendo el mismo.

La imagen, ya rescatada, pasó después a Tetuán, de allí a Ceuta, y por Gibraltar a Sevilla, hasta llegar a Madrid en el verano de 1682, Llega con fama de milagrosa. Ese mismo año se organiza la primera procesión a la que asiste el «todo Madrid», pueblo fiel, nobleza y casa real. Desde entonces todos los años, en la gran romería del primer Viernes de marzo, asiste algún miembro de la familia real a rezar al Nazareno.

Siempre, pero sobre todo los viernes del año, y de forma multitudinaria el primer viernes de marzo, son incontables las personas que acuden a venerar al Cristo de Medinaceli. La Efigie representa el momento en que Pilatos, dirigiéndose al pueblo judío, le dice: «Ecce Homo, he aquí al Hombre». El Viernes Santo el Cristo de Medinaceli devuelve la visita a los madrileños en una emocionada e impresionante procesión que presencia un millón y medio de personas.

Fuente: Aleteia

A %d blogueros les gusta esto: