26/10/2021

SIN LA ORACIÓN, salvarse es dificilísimo y ordinariamente imposible

«SIN LA ORACIÓN, salvarse es dificilísimo y ordinariamente imposible, aunque haya Papa, Sacramentos y mil incentivos espléndidos. CON LA ORACIÓN, salvarse es posible, aun no habiendo Papa ni Sacramentos ni incentivos visibles».
(Patricio Shaw, en «Sedevacancia»).
A %d blogueros les gusta esto: