18/05/2024

La nueva Asamblea de Corea del Sur, la más católica de su historia: «La Iglesia transmite confianza»

La nueva Asamblea nacional de Seúl, que iniciará su andadura el 30 de mayo próximo, tendrá hasta 80 legisladores católicos sobre un total de 300 diputados. Es el resultado de la votación del pasado 10 de abril, que marcó la victoria del Partido Democrático y la derrota del Partido del Poder Popular del presidente Yoon Suk-yeol.

Provenientes tanto del partido gobernante como de la oposición, las elecciones de 2024 mostraron un repunte en los representantes católicos, que ahora representan el 27% del parlamento, formado por 300 escaños, frente al 25% en 2020.

Es la cuota más alta de diputados católicos jamás registrada en el parlamento de Seúl, y más del doble respecto al 11,3% que, según los datos difundidos por la oficina estadística de la Iglesia coreana, es el porcentaje de católicos hoy entre los 52,62 millones de habitantes del país.

También hay que recordar que Corea del Sur ya ha tenido dos presidentes católicos en su historia: Kim Dae-jung, entre 1998 y 2003, y Moon Jae-in, entre 2017 y 2022.

Una Iglesia en crecimiento

Aunque en Corea más de la mitad de la población no profesa ninguna religión, los católicos tienen una gran presencia, sobre todo, en los últimos años. El número de creyentes católicos coreanos, contabilizados en 2022 en las 16 diócesis de todo el país, es de 5.949.862. Según los datos recogidos, la proporción de creyentes respecto a la población total de Corea (52.628.623) es del 11,3%.

Se trata de una Iglesia joven a la que se le debe sumar, además, el aumento de las vocaciones. Sin ir más lejos, a comienzos de diciembre se ordenaron 16 sacerdotes y 45 diáconos. Corea será la sede de uno de los eventos católicos más importantes, la próxima Jornada Mundial de la Juventud tendrá lugar en Seúl.

En 2023 se realizó una encuesta sobre la Iglesia coreana. Los resultados fueron que más del 21% siente mayor confianza en el catolicismo, seguido del protestantismo con un 16%. La Iglesia católica también ha emprendido grandes acciones sociales a través de escuelas, universidades, hospitales o comedores sociales. Algo muy valorado por los coreanos.

De hecho, muchos de ellos piensan que es la religión que más ha contribuido a la sociedad. Cabe destacar que Corea del Sur es uno de los países con menor tasa de natalidad, pero donde las cifras de bautizados son muy altas: 41.000 personas recibieron este sacramento en 2022 y los de adultos aumentaron un 9.3% en comparación con 2021.

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»