18/04/2024

La Policía investiga el hallazgo del cuerpo sin vida del sacerdote valenciano Alfonso López Benito

El cuerpo de Alfonso López Benito, sacerdote y canónigo emérito de la Catedral de Valencia, ha sido hallado este martes sin vida y con signos de estrangulamiento en su domicilio en circunstancias que la policía aún trata de esclarecer. El portero alertó el mismo martes por la mañana tras encontrar el cadáver al acceder al piso del fallecido junto a un amigo que no conseguía contactar con él desde hacía días. De momento se cree  que podría llevar dos días muerto en su casa de la calle Avellanas.

Al parecer, alguien estaría utilizando el teléfono móvil del sacerdote haciéndose pasar por él, según informaron algunos testigos. El sacerdote de 85 años habría comunicado su deseo de viajar y pasar unos días fuera de casa. Por el momento, según informa ABC, las investigaciones apuntan a que alguien suplantó a la víctima para evitar que le extrañaran, ya que envió un mensaje cuando el cadáver había sido encontrado.

El diario Las Provincias informó de  que los agentes del Grupo de Homicidios encargados del caso están indagando al círculo de jóvenes que frecuentaban la casa del sacerdote, quien prestaba ayuda a personas problemáticas o con antecedentes.

La archidiócesis de Valencia ha trasladado el pésame a la familia en un comunicado.

«Lamentamos este triste fallecimiento y estamos a disposición de las autoridades por si la colaboración del Arzobispado pudiera servir para el esclarecimiento de los hechos. Trasladamos nuestras condolencias a la familia», se leía en el documento.

Más de 50 años como sacerdote y experto en mártires

El difunto fue ordenado en 1969, habiendo celebrado hace pocos años sus bodas de oro sacerdotales, por lo que fue recibido por el Papa Francisco.  

Alfonso López Benito fue, entre 1999 y 2015, canónigo de la colegiata-parroquia de San Bartolomé Apóstol y San Miguel Arcángel, en la ciudad de Valencia. Ejerció como canónigo de la colegiata-parroquia de San Bartolomé Apóstol y San Miguel Arcángel entre 1999 y 2015, año en el que fue nombrado canónigo de la Catedral de Valencia, siendo arzobispo el cardenal Antonio Cañizares.

También era doctor en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma. Fue profesor en el Instituto de Estudios Jurídicos de Valencia y en la facultad de Derecho Canónico de la Universidad Católica de la capital del Turia. También desempeñó durante años funciones en el Tribunal Eclesiástico de la archidiócesis de Valencia.

Asimismo, el sacerdote era conocido por sus profundos conocimientos y experiencia en torno a la historia de los mártires de Valencia de la persecución religiosa en España (1931-1939). Escribió varios libros, entre ellos, Las causas de canonización. Comentarios a la instrucción Sanctorum Mater.

Conocidos del entorno del sacerdote relataron al diario ABC que López Benito «era un hombre bueno y siempre estaba dispuesto a ayudar a los más necesitados».

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»