25/06/2024

«Libres», Premio ReL: sus productores atribuyen este éxito imparable a sus protagonistas, los monjes

Los productores de Libres, Lucía González Barandiarán (Bosco Films) y Santos Blanco (Variopinto Producciones), recibieron el jueves 21 de septiembre el Premio Religión en Libertad 2023 en la categoría Artes de la Imagen.

[Pincha aquí para leer una crónica completa del acto.]

Borja Díez de Rivera (a la derecha en la foto), patrono de la Fundación Nueva Evangelización, fue el encargado de entregar el premio a Lucía González Barandiarán y Santos Blanco.

El acto tuvo lugar en el Aula Magna de la Universidad San Pablo CEU de Madrid, donde el público asistente aplaudió con ganas en un par de ocasiones cuando se relataron algunos de los logros obtenidos por este bellísimo documental sobre la vida contemplativa y los monasterios de clausura, que ha dirigido el propio Santos Blanco.

«Es uno de los documentales más vistos en mucho tiempo, sigue sorprendiendo, ha estado casi cuatro meses en cartelera», recordó Lucía, quien anunció un próximo estreno en Venezuela, y posteriormente en setecientos cines de Estados Unidos.

Libres es el documental más visto de 2023 en los cines españoles, y el sexto más visto en los últimos veinticinco años.

[Lee en ReL: «Libres»: la película inédita sobre la vida contemplativa… que lleva al cine católico a otro nivel]

En sus intervenciones, Santos y Lucía coincidieron en que les había motivado mucho particularmente uno de los temas abordados en el film, la vocación: «No es mérito nuestro, sino que lo propusieron los monjes». Y ellos pudieron cumplir su objetivo de «dar voz a aquellos que no tienen voz».

González Barandiarán tuvo unas palabras de agradecimiento a los espectadores por «darle una oportunidad» a Libres: «Esto es muy complicado para empresas pequeñitas, pero somos semillas que van germinando y crecen gracias a todos».

Santos Blanco es el director de ‘Libres’, además de su co-productor junto a Lucía González Barandiarán.

La CEO de Bosco Films concluyó sus palabras pidiendo «una oración para que Libres llegue donde tenga que llegar y toque los corazones que tenga que tocar».

Y Blanco remató las suyas dedicando la película «a sus protagonistas», los monjes y monjas de clausura que, «mientras nosotros estamos aquí recogiendo premios y celebrando, siguen su labor 365 días del año, siete días a la semana, 24 horas al día, intercediendo y rezando por nosotros. El éxito de la película es todo suyo».

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»