23/02/2024

Obispos y Fiducia: los de Bielorrusia prohíben las bendiciones; los de Sudáfrica piden «prudencia»

A medida que se reúnen conferencias episcopales en sus citas ordinarias, van surgiendo declaraciones, a veces muy breves, mencionando Fiducia Supplicans y sus bendiciones a parejas, conscientes de la inquietud e interés que tienen muchos fieles sobre este tema y de la gran confusión que muchos fieles experimentan.

En Sudáfrica: no llegan las guías prometidas, piden «prudencia»

Reunidos los obispos de la Conferencia Episcopal de Sudáfrica (que incluye también a Botsuana y Esuatini), publicaron un documento con fecha 30 de enero con distintas consideraciones pastorales y valoraciones de temas de actualidad. Respecto a Fiducia Supplicans se limitan a decir esta frase:

«Respecto al documento vaticano sobre bendiciones de personas en uniones irregulares Fiducia Supplicans, los obispos acordaron que las estipulaciones de la declaración se implementen con prudencia«.

Como se observa, aunque acuerdan que «se implementen» las «estipulaciones», la frase habla de «bendiciones de personas en uniones» (no directamente de bendiciones «de parejas»), no menciona la homosexualidad y no concreta mucho, más allá de pedir «prudencia».

Cuarenta días antes, el pasado 21 de diciembre, el presidente de la Conferencia Episcopal de Sudáfrica anunciaba (con el sello de la Conferencia) que «la Conferencia de Obispos Católicos Sudafricanos dará más guías sobre como tales bendiciones pueden pedirse y otorgarse para evitar la confusión contra la que avisa el documento. Mientras tanto, las sugerencias que ofrece la declaración pueden ser tomadas como una guía con prudencia».

Pasados 40 días, los obispos no ofrecen esas guías para bendiciones, y se limitan a pedir prudencia.

Menos del 7% de Sudafricanos son católicos, son algo menos de 4 millones de fieles.

Bielorrusia: «evitar otorgar la bendición a parejas»

La Conferencia Episcopal de Bielorrusia, como sus vecinos los obispos de Polonia y de Ucrania, han emitido un documento rotundo que prohíbe a los sacerdotes «otorgar la bendición a parejas» en matrimonio civil, en «unión canónicamente inválida» o a «parejas del mismo sexo», porque puede ser percibida por otros fieles como consentimiento al pecado.

Dedican un documento específico al tema, firmado en Minsk el 1 de febrero por toda la Conferencia Episcopal de Bielorrusia (aquí en bielorruso).

Bendición a familias y peregrinos en el santuario del Carmelo de Gudagai, en Bielorrusia, en julio de 2023.

El texto de los obispos bielorrusos es bastante rotundo:

«La Iglesia católica en Bielorrusia no tiene intención de poner en práctica la posibilidad de bendecir a las parejas que viven en unión irregular y a las parejas del mismo sexo propuesta por la Declaración», declaran los obispos.

«La Conferencia Episcopal recuerda a los sacerdotes y diáconos que se puede dar una bendición no litúrgica a toda persona que la solicite. Sin embargo, siempre es necesario evitar dar la bendición específicamente a parejas que viven en el llamado «matrimonio civil», así como a quienes viven en un matrimonio canónicamente inválido o a parejas del mismo sexo. Otros creyentes pueden percibir tal bendición como un consentimiento para pecar«, añade el texto.

«Al mismo tiempo, acompañamos estrecha y respetuosamente a nuestros hermanos y hermanas que viven situaciones especiales, y estamos dispuestos a ayudarlos a adquirir una comprensión más profunda de la voluntad de Dios en el camino de su vida hacia Cristo y la santidad», matizan después.

Bielorrusia tiene unos 9 millones de habitantes, organizados en 4 diócesis, de los que más de un 10% serían católicos, muchos de ascendencia polaca y lituana.

Otras Conferencias Episcopales europeas que anunciaron que no realizarían bendiciones de parejas son las de Polonia, la de Ucrania, la de Holanda, la de Hungría, y los obispos de Bretaña y el Loira en un documento propio.

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»