13/08/2022

ORACIONES QUE NOS LIBRAN DEL INFIERNO. EL SANTO ROSARIO DIARIO.

Hemeroteca Laus DEo04/08/2021 @ 19:30

 

LAS QUINCE PROMESAS DE LA VIRGEN SOBRE EL ROSARIO.

Estas promesas las hizo la Virgen al Beato Alano y a Santo Domingo, según aparecen en el Breviario de la Orden de Predicadores, Lección V, octava de la festividad del Santo Rosario:

1.-Quien rece constantemente mi Rosario, recibirá cualquier gracia que me pida.

2.-Prometo mi especialísima protección y grandes beneficios a los que devotamente recen mi Rosario.

3.- El Rosario es el escudo contra el infierno, destruye el vicio, libra de los pecados y abate las herejías.

4.-El Rosario hace germinar las virtudes para que las almas consigan la misericordia divina. Sustituye en el corazón de los hombres el amor del mundo por el Amor de Dios y los eleva a desear las cosas celestiales y eternas.

5.-El alma que se me encomiende por el Rosario, no perecerá.

6.-El que con devoción rece mi Rosario, considerando sus Sagrados Misterios, no se verá oprimido por la desgracia , ni morirá de muerte desgraciada, se convertirá si es pecador, perseverará en gracia si es justo y, en todo caso será admitido en la vida eterna.

7.-Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin los Sacramentos.

8.-Todos los que rezan mi Rosario tendrán en vida y en muerte la Luz y Plenitud de la Gracia y serán partícipes de los méritos bienaventurados.

9.-Libraré bien pronto del Purgatorio a las almas devotas de mi Rosario.

10.-Los hijos de mi Rosario gozarán en el cielo de una gloria singular.

11.-Todo cuanto se pida por medio del Rosario se alcanzará prontamente.

12.-Socorreré en sus necesidades a los que propaguen mi Rosario.

13.-He solicitado a mi Hijo, la gracia de que todos los cofrades y devotos tengan en vida y en muerte como hermanos a todos los bienaventurados de la Corte Celestial.

14.-Los que rezan mi Rosario son todos hijos míos muy amados y hermanos de mi Unigénito Jesús.

15.-La devoción al Santo Rosario es una señal manifiesta de predestinación de gloria.»

¿POR QUÉ EL ROSARIO DIARIO?

Nuestra Señora tiene 117 títulos. Ella misma ha escogido este en Fátima cuando dijo: «Yo Soy la Señora del Rosario».

San Francisco de Sales ha dicho que el mejor método de rezar es REZAR EL ROSARIO.

Santo Tomás de Aquino predicó en RomaItalia, por cuarenta días seguidos sobre un solo tema: EL AVE MARIA.

A San Juan Vianney, patrón de los sacerdotes, casi nunca se le veía sin el Rosario en la mano.

«El Rosario es el látigo de demonio«. (El Papa Adrián VI.)

«El Rosario es un tesoro de gracias». (El Papa Paulo V).

El Padre Pío, sacerdote estigmatizado decía: » El Rosario es el Arma Precisa».

El Papa León XIII escribió 9 encíclicas sobre el Santo Rosario.

El Papa Juan XXIII pronunció 38 discursos sobre la Santísima Virgen y el Santo Rosario. Este mismo pontífice rezaba los 15 misterios del Rosario diariamente.

San Luis María Grignón de Montfort ha escrito: «El Rosario es el arma potentísima para conmover el Corazón de Jesús, Nuestro Redentor, que tanto ama a su Santísima Madre».

Existen varios Movimientos Católicos que tienen como Centro el Santo Rosario y la devoción a María Santísima. La Legión de María es un ejemplo vivo de ello. Es una Asociación de Católicos, que con la aprobación eclesiástica, ha formado una Legión para servir a la Iglesia en su perpetua lucha contra el mundo y sus fuerzas nefastas, acaudillados por Aquella que es Bella como la luna, Brillante como el sol, y, para el maligno y sus secuaces, terrible como un ejército en orden de batalla: María Inmaculada, medianera de todas las gracias.

La Legión de María tiene como fin la Gloria de Dios por medio de la santificación personal de sus propios miembros mediante la oración y la colaboración activa a la obra de la Iglesia y de María: aplastar la cabeza de la serpiente infernal y ensanchar las fronteras del Reinado de Cristo.

Se reza diariamente la «Cataena Legiones», cuya oración central el Santo Rosario. Dice su texto: «El rezo del Rosario nos conducirá suavemente a la práctica de la meditación. Porque el Rosario no consiste solamente en el rezo devoto de las oraciones que lo componen, sino también requiere, como elemento esencial, que discurramos de uno en uno sobre los misterios de la Vida, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.»

Dice Canisio Bourke,OFM-Cap.María.:

«En todas nuestras peticiones invocamos, por lo menos implícitamente, el Santo nombre de Jesús, aunque no digamos expresamente las palabras por Nuestro Señor Jesucristo, porque El es el Mediador necesario a Quien hemos de presentar todas nuestras demandas. Además cuando el suplicante se dirige a Dios Padre directamente, o cuando confía su petición a un ángel o un santo sin invocar el Santo nombre de María, hay que decir respecto de la Santísima Virgen lo que decimos de su Divino Hijo: así como su Nombre es invocado implícitamente siempre, por ser El nuestro Único Mediador necesario, así también es invocado implícitamente en todas nuestras oraciones el nombre de su benditísima Madre, que está asociada con El.

Siempre que pedimos a Dios, pedimos virtualmente a María.

Siempre que dirijamos nuestras peticiones a Cristo como hombre, por el mismo hecho le suplicamos a Ella.

Siempre que pidamos a un santo, le pedimos a Ella»-

Y por si alguien cree que solo personas muy espirituales son capaces de poner en práctica esta devoción del Santo Rosario es importante hacer saber que San Luis María de Montfort hablaba del Rosario, de la devoción a María y de la santa esclavitud de amor, a almas que apenas habían roto las cadenas del pecado, y cuyas inteligencias había que iluminar con las primeras nociones del catecismo.

El Papa Pablo VI insiste que el Rosario es una neta oración con contenido bíblico. Es un resumen de la Historia de la Salvación, y muestra a María en las principales etapas de esa Historia.

«Entre las diversas maneras de rezar no hay otra más excelente que el Rosario. Concentra en si todo el culto que se debe a María. Es el remedio para todos nuestros males, la raíz de todas nuestras bendiciones»( León XIII.)

«De todas las oraciones, el Rosario es la más bella y la más rica en gracias; es, entre todas ellas, la más grata a María, la Virgen Santísima.

Por consiguiente: amad el Rosario, y rezadlo cada día con devoción. Este es el testamento que os dejo, para que, por él, os acordéis de mí.» (San Pío X).

«Para los cristianos el primero de los Libros es el Evangelio, y el Rosario es un compendio del Evangelio» (Lacordaire)

«Es imposible que no se oigan las oraciones de muchos, si esas numerosas oraciones no forma más que una sola oración» ( Sto. Tomás de Aquino, In Matt.,XVIII ).

En la obra » A los Sacerdotes, hijos predilectos de la Santísima Virgen» al Padre Don Stefano Gobbi, la Madre Celestial le instruye en Lourdes ( Francia), el 7 de Octubre de 1979, día de Nuestra Señora del Rosario.:

-«Te he traído también aquí para reunir en Cenáculos de oración y de vida Conmigo, a muchos Sacerdotes, Religiosos y Fieles. En estos Cenáculos estoy verdaderamente presente y me uno a vuestra oración.

Con ello ofrecen a la Madre Celeste una fuerza poderosa para intervenir y salvar a muchos pobre hijos descarriados y para ordenar los acontecimientos dolorosos de vuestros tiempo, según el designio materno de mi Corazón Inmaculado.»

«El Rosario entero que recitáis en los Cenáculos secundando lo urgente petición de vuestra Madre, es como una inmensa cadena de amor y de salvación con la que pueden rodear personas y situaciones, y hasta influir en todos los acontecimientos de vuestro tiempo.

«Continúen recitándolo, multipliquen vuestros Cenáculos de Oración, respondiendo así a la invitación que con tanta frecuencia e intensidad les ha dirigido mi primer hijo predilecto, el Vicario de Jesús (Papa Juan Pablo II).

«Ahora puedo usar la fuerza que me viene de vuestra oración y quiero intervenir como Madre para aliviar el tiempo de la prueba y para aliviarlos de los sufrimientos que les esperan.

«Todo puede cambiarse todavía, si Uds. Mis pequeños escuchan mi Voz, y se unen con la oración, a la incesante intercesión de vuestra Madre Celeste..

«Por esto aquí (Lourdes), donde aparecí como la Inmaculada, les repito que continúen con mas generosidad y perseverancia el rezo del Santo Rosario:

«EL ROSARIO ES LA ORACIÓN QUE DESDE EL CIELO YO MISMA VINE A PEDIRLES.»

«Con «ella» logras descubrir las insidias de mi Adversario, se sustraen a muchos de sus engaños, se defienden de muchos peligros que les tienden, los preserva del mal y los acerca cada vez más a Mi para que pueda ser verdaderamente vuestra guía y protección.

Como ya sucedió en otras ocasiones decisivas también hoy la Iglesia será defendida

y salvada por su Madre victoriosa a través de la fuerza que me viene de ustedes, mis pequeños hijos, con el rezo de la oración del Santo Rosario.»-

Y continúa Nuestra Madre al Padre Gobbi el día 7 de Octubre de 1986:

«Soy la Reina del Santo Rosario.

«Soy vuestra Capitana, que les guía en la terrible batalla contra satanás y todos los espíritus del mal.

«Si se dejan conducir por Mi, con docilidad, sentirán siempre junto Uds. la ayuda preciosa «que les dan los Ángeles del Señor, los Bienaventurados y los Santos del Paraíso y todas las almas que aún se purifican en el Purgatorio.

«Hoy al recordar la fecha de una gran victoria mía, quiero invitarlos a combatir, con valor y confianza,, sin dejarse intimidar por la engañosa y peligrosa táctica empleada por mi adversario para desalentarlos:

«-La primera es la certeza de haber conquistado todo el mundo, de haber instaurado en él su reino y de ejercer en él pleno dominio.

Pero vuestra Madre Celestial les asegura que esta misma humanidad forma parte preciosa del Pueblo de Dios, conquistado por JESÚS AL PRECIODE SU SANGRE, derramada hasta la última gota para su nuestra salvación.

Dios, sobretodo hoy, es el único vencedor y ama a toda esta pobre humanidad enferma y con el milagro de su amor misericordioso le conducirá por el camino de retorno a EL.

«-La segunda sacudiéndola desde sus fundamentos con el viento de la división, de la infidelidad y de la apostasía.

Muchos se desaniman al ver que numerosos son hoy los Pastores que se dejan engañar por su acción astuta y peligrosa. El medio que debéis usar contra esta insidia diabólica es vuestra consagración a Mi Corazón Inmaculado, porque la Iglesia, aunque hoy aparezca lacerada y oscurecida, ha sido confiada por Jesús a la custodia amorosa de vuestra Madre Celestial.

Lo hago en estos tiempos de manera particularísima, por medio de mi hijo Papa Juan Pablo II, que lleva a todas partes la señal de mi Presencia Materna. El les da la señal para el combate.

«-La tercera, es la de lograr difundir en todas partes, a través de todos los medios de comunicación social, sus obras malévolas de destrucción y de muerte. Así las divisiones se multiplican, la impureza es exaltada, la corrupción se extiende, la violencia se difunde cada vez más, el odio crece y las guerras se extienden amenazadoras.

» Todas estas son tácticas engañosas; para combatir y vencer todos estos males, ustedes deben recurrir al arma poderosa de la oración. Es necesario implorar con la oración continua, incesante y confiada. «Orad Conmigo«. Toda la Iglesia debe entrar en el Cenáculo de mi Corazón Inmaculado, para invocar con la Madre Celestial, una particular efusión del Espíritu Santo, que le conducirá a vivir la experiencia de un segundo y radiante Pentecostés.

Orad sobretodo con la oración del Santo Rosario. El Rosario sea para todos «el arma poderosa» que debe usarse en estos tiempos.

El Rosario les lleva a la Paz.

«Con esta plegaria Uds. Pueden obtener del Señor la gran gracia del cambio de los corazones, de la conversión de las almas, del retorno de toda la humanidad a Dios por la vía del arrepentimiento, del amor, de la gracia divina y de la santidad.»-

A través de diversas apariciones en distintos lugares, muchos ya reconocidos por la Iglesia Católica y otras en estudio, nuestra Madre nos aconseja la oración, el Santo Rosario, (además de mostrar la Santa Misa como centro de nuestras vidas), para conversión, protección, sanación y como arma poderosa contra el mal, las guerras y la violencia, los vicios y la corrupción en general, para perseverar y aumentar nuestra fe y seguir siendo fieles y sentir el amor de Dios.

Una aparición que ha perdurado desde el 24 de Junio de 1981 es la de Medjugore, Herzegovina, ex Yugoslavia, donde la guerra fue de una «brutalidad y crueldad abismante, entre razas y religiones( serbios, croatas y musulmanes).

En esa aparición de nuestra Madre se han experimentado muchos hechos sobrenaturales.

La finalidad de Ella es que aquellos que no sienten el amor de Dios lo experimenten, y así sus vidas cambiarán, se terminarán los odios y rencores entre hermanos y criaturas de Dios. Por esa razón debemos orar, orar y orar, y la Madre nos recomienda formar grupos de oración donde se ore con Ella rezando el Santo Rosario.

Los videntes que por esos años eran niños aún, ahora ya mayores y mucho de ellos casados y con familia aún siguen llevando una vida de oración, yendo constantemente a Misa y orando diariamente el Santo Rosario, como la Madre les aconseja amorosamente.

Ella nos aconseja ayuno y oración, nos dice:

«Su arma es la oración, empiecen el combate contra satanás con la oración. Ármense contra satanás y triunfen con el Rosario en la mano. Con el Rosario vencerán todas las dificultades que satanás quiere causar en la Iglesia Católica.(8.8.85-24,1,85-26.6,85)

Quisiera que el mundo rezara más Conmigo, que ayune rigurosamente el Miércoles y el Viernes, que cada día rece al menos el Rosario(14-8-1984).(aconseja en esa Parroquia).

Marija Pavlovic (una de las videntes) pidió a Nuestra Señora de la Paz: ¿Qué desea decir a los sacerdotes?»- La Madonna contestó:- «Les pido que inviten a todo el mundo a la oración del Rosario. Con el Rosario vencerán todas las dificultades que satanás quiere causar a la Iglesia Católica. Todos Uds., sacerdotes, recen el Rosario, dediquen tiempo al Rosario».-

Pocas devociones son tan gratas a María como el Santo Rosario, recomendada por los Romanos Pontífices con tanta insistencia. Innumerables son las gracias que han recibido los fieles a través de esta oración, ya sea recitada en comunidad o personalmente. Además es conveniente recordar que, al igual que otras prácticas de piedad, el Santo Rosario está favorecido con indulgencias; parcial, si se reza privadamente o plenaria si se hace en familia. Además, el Vaticano aconseja agregar un Padrenuestro , un Avemaría y un Gloria por las intenciones del Santo Padre el Papa, oración que se acostumbra a hacer constantemente y de ese modo obtener indulgencia especial en el Santo Rosario.

El Rosario es un modo piadosísimo de oración, al alcance de todos, que consiste en ir repitiendo el saludo que el Ángel le dió a María; interponiendo entre cada diez Avemarías un Padre Nuestro, y tratando de meditar mientras tanto la vida de Nuestro Señor Jesucristo.

EL ROSARIO ES EL MEJOR MEDIO DE PASAR TODA LA VIDA EN UNION CON MARIA.

Pío IX: «Si queréis que la paz reine en vuestros corazones, en vuestra familia y en vuestra patria, rezad todos los días en el seno del hogar el Santo Rosario; pues no es otra cosa que el mismo Evangelio compendiado, el cual dará a los que recen la paz santa prometida en las Sagradas Escrituras».

Nuestra Santa Iglesia recomienda insistentemente a las familias cristianas rezar cada noche el Rosario en el hogar; así María se hace presente en él; lo guarda y lo protege.

Por esto, también cada grupo de oración debería comenzar con el rezo del Santo Rosario a fin de que María está en medio de sus fieles.

Al recitar el Rosario, nos hallamos de nuevo cerca de la Virgen María, revivimos con Ella su Anunciación; respondemos que estamos preparados para todo lo que Dios quiere de nosotros.

Si sufrimos estamos valerosamente al pie de la Cruz, juntamente con María, ya que nos ayuda a unir nuestro sacrificio al de Jesús. Comenzamos de nuevo con María todas nuestras acciones, esforzándonos por suscitar en nosotros los mismos sentimientos y gestos que Ella.

Porque es cierto que, –la familia que reza unida, permanece unida en la paz y en el amor más santo.-

En la aparición de Fátima la hermana Lucía, fallecida hace un año, nos habla del Santo Rosario:

(Sol de Fátima Enero-Febrero 2004)

El día 16 de Octubre de 2002, para señalar el XXIV aniversario de su pontificado, Juan Pablo II proclamó, en la Carta Apostólica Rosarium Virginis Mariae, » EL AÑO DEL ROSARIO», que se prolongó hasta Octubre del 2003.

En el libro «Llamadas del Mensaje de Fátima», la hermana Lucía dedica muchas páginas a la petición de la SS Virgen: «Rezad el Rosario todos los días», diciendo » sencillamente

lo que le parece a ella le es dado a comprender a este respecto». Acojamos con atención su respuesta a las personas que a ella se dirigieron con preguntas respecto del Rosario:

En la aparición del día 13 de Mayo de 1917, Nuestra Señora pidió «rezad el Rosario todos los días», y este llamamiento será renovado por Ella todos los meses hasta Octubre.

«¿Cuál habrá sido el motivo por el que Nuestra Señora nos mandó rezar el Rosario todos los días, y sin embargo no nos mando ir todos los días a la Santa Misa?..( en esa oportunidad..)

Se trata de una pregunta que me ha sido hecha muchas veces…certeza absoluta del porqué no la tengo, porque Nuestra Señora no lo explicó y a mí tampoco se me ocurrió preguntarle. (Nota nuestra: en aquella oportunidad talvez la importancia mayor era la conversión y acercamiento de la humanidad a través de Ella para acercarla a Jesús, ya que posteriormente lo dilucida en Medjugore y otras apariciones y visiones de místicos), «Digo, por eso,(Lucia) simplemente lo que me parece y me es dado comprender a este respecto.

«En verdad, la interpretación del sentido del mensaje la dejo enteramente libre a la Santa Iglesia, porque es a Ella a la que pertenece y compete; por eso humildemente y de buena voluntad, me someto a todo lo que Ella dijere y quisiere corregir, enmendar o declarar.

» Respecto a la pregunta arriba hecha, pienso que Dios es Padre, y como Padre, se acomoda a las necesidades y posibilidades de sus hijos. Ahora, si Dios, por medio de Nuestra Señora, nos hubiese pedido ir todos los días a participar y comulgar en la Santa Misa, ciertamente habrá muchos que dirán con justo motivo, que no les era posible, unos, a causa de la distancia que los separaba de la Iglesia más próxima donde se celebra la Eucaristía, otros porque no lo permiten sus ocupaciones, o sus deberes de estado de salud, etc..

» Al contrario el acceso del Rosario es accesible a todos, pobres y ricos, sabios e ignorantes, grandes y pequeños. Todas las personas de buena voluntad, pueden y deben, diariamente rezar su Rosario…..¿ y para qué? Para ponernos en contacto con Dios, agradecer sus beneficios y pedirle las gracias de que tenemos necesidad.

» Es la oración que nos lleva al encuentro familiar con Dios. Como el hijo que va a estar con su padre para agradecerle los beneficios recibidos, tratar con él sus asuntos particulares, recibir su orientación, su ayuda, su apoyo y su bendición.

«Dado que todos tenemos necesidad de rezar, Dios nos pide diariamente una oración que está a nuestro alcance; la oración del Rosario, que tanto se puede hacer en común como en particular, tanto en la Iglesia, delante del Santísimo, como en casa, en familia o a solas, tanto por el camino yendo de viaje como en un tranquilo paseo por los campos. La madre de familia puede rezar mientras mece la cuna del hijo pequeño o trata del arreglo de la casa.¡Nuestro día tiene veinticuatro horas….no será mucho reservarse un cuarto de hora para la vida espiritual, para nuestro trato íntimo y familiar con Dios.

«Por otro lado yo creo que después de la oración litúrgica del Santo Sacrificio de la Misa, la oración del Santo Rosario, por el origen y la sublimidad de las oraciones que lo componen y por los misterios de la Redención, que recordamos y meditamos en cada decena, es la oración más agradable que podemos ofrecer a Dios y de mayor provecho para nuestras almas. Si así no fuese, Nuestra Señora no lo habría recomendado con tantas insistencia.

«Al decir Rosario, no quiero significar que Dios necesite que contemos las veces que le dirigimos nuestras súplicas, alabanzas o agradecimientos. Ciertamente Dios no precisa que los contemos. ¡Él en todo está presente! Pero nosotros precisamos contarlo para tener la conciencia viva y cierta de nuestros y saber con claridad si hemos o no cumplido lo que nos propusimos ofrecer a Dios cada día para preservar y aumentar nuestro trato de directa convivencia con Dios, y por ese medio, conservar y aumentar en nosotros la fela esperanza y la caridad.

«Aún diré que incluso aquellas personas que tienen posibilidad de tomar parte diariamente en la Santa Misa, no deben por eso descuidarse de rezar diariamente su Rosario. Bien entendido que el tiempo apropiado para el rezo del Rosario no es aquel en que se toma parte en la Santa Misa. Para esas personas, el rezo del Rosario puede considerarse una preparación para participar mejor en la Eucaristía o también como una acción de gracias a lo largo del día.

«No sé bien, por el poco conocimiento que tengo de trato directo con las personas en general, pero veo que es muy limitado el número de almas verdaderamente contemplativas que mantienen y conservan un trato de íntima familiaridad con Dios que las prepare dignamente para la recepción de Cristo en la Eucaristía..(confesión y oración)

Así también para éstas, se hace necesaria la oración vocal, meditada lo más posible, ponderada y reflexiva, como debe ser el Rosario.

«Hay muchas bellas oraciones que bien pueden servir de preparación para recibir a Cristo en la Eucaristía y para mantener nuestro trato familiar de íntima unión con Cristo…..Pero no me parece que encontremos alguna más que se pueda indicar y que mejor sirva a todos en general, como la oración del Rosario. Por ejemplo la oración de La Liturgia de las Horas es maravillosa, pero no creo que pueda ser accesible a todos, ni que algunos de los Salmos recitados puedan ser bien comprendidos por todos en general, pues requiere una cierta instrucción y preparación que a muchos no se puede pedir.

«Tal vez por todos estos motivos y otros que nosotros no conocemos, Dios, que es Padre y comprende mejor que nosotros las necesidades de sus hijos, quiso pedir el rezo del Rosario condescendiendo hasta el nivel simple y común de todos nosotros para facilitarnos el camino de acceso a Él.

» En fin, teniendo presente lo que nos tiene dicho sobre la oración del Rosario, el Magisterio de la Iglesia a lo largo de los años y lo que Dios, por medio de su Mensaje tanto nos recomienda, podemos pensar que aquélla es la fórmula de oración vocal que a todos, en general, más nos conviene, y de la cual debemos tener sumo aprecio y en la cual debemos poner mejor empeño para no dejarla nunca.

» Porque mejor que nadie sabe Dios y Nuestra Señora aquello que más nos conviene y de lo que tenemos más necesidad.

Y será un medio poderoso para ayudarnos a conservar la fe, la esperanza y la caridad.«(Lucía Do Santos).

Podemos hacer mención aquí, de como Nuestra Madre redondea y completa su Mensaje en Medjugore, Herzegovina desde el año 1981 hasta la fecha, que más arriba expusimos, haciendo hincapié sobre la importancia de ir a la Eucaristía y ojalá todos los días si es posible, así como también lo dan a conocer a algunos santos. ( Este tema está explayado ampliamente en el trabajo anteriormente recopilado referente a la Eucaristía). Lo recordamos: Ella dice: » Que la Santa Misa sea el centro de vuestras vidas»(25.4.88).

Asimismo lo sigue expresando, tanto referente a la insistencia del rezo del Santo Rosario, como la necesidad imperiosa de la Eucaristía y la oración constante en todas sus apariciones, que son muchísimas a través de todo el mundo, incluídas naciones que no son católicas, pues para la Divinidad no existe raza, religión, ni lugar, todos somos sus creaturas y la Madre a todos nos ama como hijos. Podemos citar algunas de ellas:

Guadalupe, México, 1531; Lourdes, Francia, 1858; La Salette, Francia, 1846; Pontmain, Francia,1871; Fátima, Portugal, 1917; Heede, Alemania,1937; Alto Umbe, Bilbao, España, ,1941; Garabandal, España, 1961; Akita, Japón, 1973; Kibeho, Ruanda, Africa, 1981,; Medjugore, Ex Yugoslavia, 1981; Nowra, Australia,1968; .el Cairo, Egipto,1968, por citar algunas……………..

De lo que se deduce que no hay ninguna contrariedad con respecto a lo que expone Lucía, y lo que más arriba citamos, puesto que ella menciona claramente las deducciones y deja todo en manos de la Iglesia., que está inspirada por el Espíritu Santo, de Quien es poseedora Nuestra Madre.

Nuestra Madre recomienda en Australia en 1968 y años ss.: «El Rosario es la más poderosa oración. Reciban a mi Hijo en la Eucaristía, frecuentemente, amados hijos, porque Él es el Pan de Vida. Rezad el Rosario hijos míos para salvar a vuestras familias.

El sábado 7 de Octubre de 1984, festividad del Santo Rosario, Nuestra Señora del Arca , en Australia dice: ¡»Proclama desde los tejados hijo mío, el poder del Santo Rosario»!….Rezad el Rosario, queridos hijos, porque es mi oración y el arma del cielo.

Dice Nuestra Madre a Vassula,(mística egipcia) en «la Verdadera Vida en Dios«: «Vengan con alegría a rezar el Rosario. El hombre rico no responderá, pero el hombre pobre vendrá a Mi con su Rosario y en su pobreza YO lo escucharé mientras ora esta sencilla Oración, ya que todo lo que es pobre y sencillo es mortal para sátanas, quien es la vanidad misma. Esta es una de las razones principales por las que sátanas odia el Rosario«.( 18 de Marzo de 1991).

Citamos Medjugore tomado del Boletín «Eco de Medjugore»(2003, año del Rosario, decretado por el Papa Juan Pablo II)………con respecto a los jóvenes que «La» escuchan y siguen: Por este Dios al que ven como Padre, Hermano y Amigo, los jóvenes están dispuestos a soportar cualquier fatiga, viajes en condiciones precarias, organizándose como pueden y, un sol fortísimo que calienta implacablemente el aire y sus cuerpos. Nada puede amenazar la alegría y el entusiasmo que mueve su juventud. Nada puede impedir que sus corazones se abran y acoja todos los dones que María ha preparado para sus hijos.

Se sienten como en casa, se sienten libres, sobretodo de ser ellos mismos, libres también para manifestar públicamente su fe, para mostrarse enamorados de Dios sin esos falsos pudores con los que el mundo descristianizado les oprime.

Lo hacen de muchas maneras, pero es la Corona del Rosario entre las manos o colgada del cuello, la que dice de modo silencioso pero elocuente que ellos pertenecen a la Gospa («La Señora») y que han comprendido su invitación:

«Queridos hijos, que la Corona del Rosario esté siempre en vuestras manos, como signo para sátanas, de que me pertenecéis» ( 25.2.1988)

.En sintonía con esta invitación, las expresiones del Santo Padre (Juan Pablo II, año 2003) contenidas en el mensaje para la jornada mundial de la juventud que se celebrará en el 2005: «os entrego hoy idealmente queridos jóvenes, la Corona del Rosario. A través de la oración y de la meditación de los Misterios, María os guía con seguridad hacia sus Hijo.

» No os avergoncéis de rezar el Rosario; solos, cuando vais al colegio, al universidad o al trabajo, por la calle o en medio des transporte público ; acostumbraos a recitarlo juntos, en vuestros grupos, movimientos y asociaciones; no vaciles en proponer su rezo en casa, a vuestros padres y a vuestros hermanos, pues ello reaviva y consolida los vínculos entre los miembros de la familia».

También el tema del festival de jóvenes-«A través del Rosario abridme vuestro corazón»- Está en línea con todo lo que la Iglesia está viviendo en el año dedicado a esta maravillosa oración mariana ( 2003). Un tema presente en las palabras de quien está llamado a testimoniar públicamente el propio camino de fe y que ha encontrado en el Rosario apoyo, fuerza y alimento.

Pero más que hablar del Rosario, se reza, se medita, se escucha……..Y así uno se da cuenta de que cada uno, en su singularidad, representa un «grano vivo» de una gran corona que se entrega en las manos de María para que la abrace y la eleve a Dios como su oración más bella; la vida de miles de jóvenes que piden ser santos.

EN QUE CONSISTE EN ESENCIA LA ORACIÓN DEL SANTO ROSARIO?…

El Santo Rosario es un conjunto de oraciones encadenadas que se rezan a María Santísima para invocar su santa intercesión consiste en una introducción» el Señor Mío Jesucristo«, la enunciación de los Misterios, el rezo de los Padrenuestros, Avemarías y Gloria, la petición específica a la Santísima Virgen y como oración de conclusión, la Salve y el Credo.

El rezo del Santo Rosario ha sido recomendado por la propia Virgen María, como más arriba lo hemos mencionado, y que lo pide en todas sus apariciones. Recordamos ahora cuando le pide expresamente a Bernardita Soubirous en sus apariciones en Lourdes, Francia, Masabielle, en el año 1858, con el objeto que a través de esta forma de oración, la humanidad se convierta y haya mucho más amor en el mundo. Propuso también a los pastorcitos de Fátima(de ellos antes expusimos la declaración de Lucía), agregar una pequeña oración que se dice después del Gloria, indicada por el Ángel «OH Jesús Mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva todas las almas al cielo, y socorre principalmente a las más necesitadas».

La enunciación de los Misterios del Santo Rosario, constituyen por sí mismos, un elemento de gran valor catequético; pues, a través de ellos, se sigue la vida de Jesús en los aspectos sobrenaturales de su Persona que permite comprender en toda su dimensión el «meollo» o sentido central del misterio cristiano. Es muy importante para adentrarse en la esencia de la fe cristiana la meditación respecto del significado de cada uno de estos «hitos» constituidos por los misterios del Santo Rosario.

El Santo Rosario constituye el centro de la devoción mariana; con frecuencia se reza a diario en los hogares devotos. También se practica esta oración en los diversos Santuarios dedicados a la Santísima Virgen; y obviamente durante el «Mes de María», que se extiende desde el 8 de Noviembre hasta el 8 de Diciembre de cada año.

EL ROSARIO FAMILIAR.

El Santo Rosario rezado todos los días en la familia cristiana es como tierra fecunda donde echa raíces del árbol de la vida que ha de dar los más sazonados frutos.

Cuáles son estos frutos que produce el Rosario rezado en familia?

1.-UNIDAD EN LA FAMILIA: La familia que reza unida permanece unida». Por eso el Rosario Familiar es el medio más eficaz de unificación y recristianización de la familia.

2.-FORMACION RELIGIOSA: La devota meditación de los misterios nos enseña a conocer y profundizar las principales verdades y misterios de nuestra fe, presentándonos los ejemplos de vida de Jesús y de María. La mismo tiempo recibimos en esta oración las gracias necesaria para imitar tan excelsos ejemplos. Por lo tanto el rezo del Santo Rosario en familia es el remedio más eficaz de combatir la ignorancia religiosa.

3.-EL REZO DIARIO DEL ROSARIO NOS LLEVA A JESÚS: donde en una familia se reza todas las noches ( o en horarios que les acomode) el Santo Rosario, demás está en insistir que el Domingo se debe asistir a Misa, pues «La Virgen María»-cercada de luz – con todo cariño- nos lleva a Jesús, según reza el himno de Fátima. El Santo Rosario infunde a sus devotos esa inquietud hacia Jesús, de buscarle en los Sacramentos, en la Comunión, en la Misa.

4.-AYUDA A DESPERTAR VOCACIONES SACERDOTALES Y RELIGIOSAS: encontrando su más vivo eco en la familia que reza unida el Santo Rosario. Como comprueba la historia y la experiencia, a los pies de la Medianera de todas las gracias maduran las mejores vocaciones sacerdotales y religiosas.

5.-EL ROSARIO REZADO EN FAMILIA SE OPONE AL ALCOHOLISMO E INMORALIDAD: el padre se sentirá feliz en su hogar con sus hijos, y no tendrá que buscar la felicidad en las cantinas o lejos de casa. Los hijos, bajo la bondadosa mirada de la Virgen Inmaculada sentirá el deseo de imitarla, y por medio de la oración recibirán también las gracias necesarias.

6.-FIRME BALUARTE CONTRA LA INCREDULIDAD Y LA HEREJÍA: es el Rosario rezado en familia pues la Virgen es la vencedora en la batalla de la fe contra todos los errores, y éstos no tienen entrada en un hogar donde se reza el Santo Rosario.

7.-EL ROSARIO ES GARANTIA DE PAZ: La Virgen Santísima prometió en Fátima a los devotos del Rosario la Paz para las almas, paz para la patria y paz para el mundo: ESA PAZ QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.

Podríamos agregar además que además del Rosario en familia, se realizan Cruzadas, Cadenas y Campañas de Rosarios sectoriales o mundiales, cada cierto tiempo por intenciones puntuales y sus efectos son extraordinarios.

«Si queréis que la paz reine en vuestros corazones, en vuestra familia y en vuestra patria, rezad todos los días en el seno de hogar el Santo Rosario. Es la oración más bella, más rica en gracia y la más agradable a la Santísima Virgen María. Amad el Rosario; rezadlo con amor y devoción.» ( Pío IX ).

«Cuando me llaman para visitar a un enfermo y sé de antemano que no está dispuesto a confesarse ni querer oír hablar de confesión, rezo el Rosario en el camino y todo pasa a medida de mis deseos«(San Clemente María Hofbauer).

LOS MISTERIOS DEL SANTO ROSARIO.

En síntesis los Misterios Gozosos representan la primera parte del gran misterio cristiano:

Dios encarnado en la persona del Verbo, viene a nosotros a presentarnos su oferta de redención..

El Plan de Dios se cumple según lo anunciado por los profetas; una Virgen ha quedado encinta y lleva en sus entrañas al Mesías, al Ungido de Dios, que trae consigo la Buena Nueva, El Evangelio, el anuncio de la Salvación.

Para que el misterio pueda realizarse, Dios da los últimos detalles a su Plan: María es concebida libre de «pecado original», para que el Verbo pueda encarnarse en un vientre inmaculado; y, cuando está a punto de realizarse el misterio, envía a un hombre encargado de anunciar la inminencia de la venida del Salvador: Juan el Bautista.

Misterios Gozosos comprenden: 1) La Encarnación;2) La Visitación; 3) El Nacimiento de Jesús; 4) La Presentación de Jesús en el Templo; y 5) El Niño Jesús perdido y hallado en el Templo

Así como los Misterios gozosos dicen relación con acontecimientos previos a la actuación pública de Jesús; lo Misterios Dolorosos se centran en la Pasión y Muerte del Salvador, es decir en el sacrificio del Cordero, para la expiación de los pecados de la humanidad:

Misterios Dolorosos: 1) La Oración de Jesús en el Huerto de Los Olivos; 2) La Flagelación, los Azotes dados a Jesús; 3) La Coronación de Espinas; 4) Jesús lleva la Cruz a cuestas; 5) La Crucifixión de Jesucristo.

Los Misterios Luminosos han sido declarados por el Papa Juan Pablo II en su Pontificado., inspirados por el Espíritu Santo, sobretodo por la importancia de año de la Eucaristía, y la Vida Pública de Jesucristo y su Anuncio del Reino:

Misterios Luminosos: 1) El Bautismo del Señor en el Jordán; 2) La auto revelación de Jesús en las Bodas de Canáa ; 3)El anuncio del Reino de la Divina Voluntad invitando a la conversión; 4) Transfiguración Luminosa de Jesús; 5) La institución de la Eucaristía., en la Última Cena.

Los Misterios Gloriosos acontecen después de la muerte en la Cruz, cerrando el ciclo de la venida del Verbo a la tierra, para ganar para la humanidad la Vida Eterna:

Misterios Gloriosos: 1)La Resurrección de Jesucristo; 2) La Ascensión del Señor a los cielos; 3) La Venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles en Pentecostés; 4) La Asunción de la Bienaventurada Virgen María, llevada en Cuerpo y Alma al Cielo por los Ángeles; y, 5) La Coronación de Nuestra Señora como Reina de la Creación .

Finalmente, las oraciones que constituyen el Santo Rosario permiten una perfecta comunicación con Dios: desde el «Señor Mío Jesucristo» ( o acto de contricción inicial), que abre la comunicación, pasando por la adoración del «Gloria», las siete peticiones incluídas en el «Padre Nuestro», el saludo y reconocimiento a Nuestra Madre en el » Ave María», el culto y llamado a su intercesión que se encuentra en «la Salve», y la profesión de fe del «Credo»; además de las peticiones específicas que se hacen en el curso del rezo del Rosario, hacen de su práctica un ejemplo de eficaz dialogo con el Señor, a través de su Madre, Esposa e Hija: La Santísima Virgen María.

Por último , «El Rosario es una Oración de madurez espiritual, porque es una oración completa, bíblica, cristocéntrica, resumen de toda la liturgia, aconsejada por 43 Papas, apoyada por el Concilio Vaticano II, recomendada expresamente por Puebla, querida por los Santos, practicada por toda clase de personas y generadora de muchos bienes.« (Juan Pablo II en Aparecida, Brasil, 4 de Julio de 1980).

¡ A J E S U S P O R M A R I A!

A %d blogueros les gusta esto: