27/02/2024

Por primera vez en Madrid, tres cardenales en tres templos celebran la Vigilia de la Inmaculada

La Vigilia de la Inmaculada Concepción es una tradición arraigada en Madrid, que se anuncia en el metro y en las calles y se prepara con esmero desde hace muchos años.

Pero este año, por primera vez en la historia de Madrid y su devoción mariana, los fieles madrileños pueden elegir entre tres cardenales para acudir a una Vigilia de la Inmaculada Concepción.

José Cobo presidirá la Vigilia por primera vez como arzobispo y cardenal, mientras que los arzobispos eméritos de Madrid, Rouco y Osoro, presidirán también esta vigilia, pero cada uno en un templo distinto. Y los tres son cardenales.

Las tres vigilias diocesanas convocadas para esta jornada tienen lugar a las 21 horas del jueves 7 de diciembre:

– Preside el cardenal José Cobo, arzobispo de Madrid, en la Catedral de la Almudena (Bailén, 10).
– Preside el cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo emérito, en la Basílica Hispanoamericana de la Merced (Edgar Neville, 23).
– Preside el cardenal Carlos Osoro, en el Santuario de María Auxiliadora (Ronda de Atocha, 25).

Además, distintos arciprestazgos y basílicas ofrecen sus horarios de Vigilia de la Inmaculada, algunos con características especiales, como el rito mozárabe o el canto del akathistos (himno griego, pero que cuenta con versiones modernas en español):

– la Basílica de la Milagrosa (C/García Paredes, 45) a las 21h;
– la Basílica de la Concepción (C/Goya, 26), a las 21 h. por el rito mozárabe;
– en Cristo Resucitado (C/Cebreros, 56), empieza a las 19h, incluye el canto del Akathistos (largo himno griego a la Virgen); dura tres horas.
– en San Bruno (C/Beatriz de Bobadilla, 3) se empieza a las 21h y también se canta el Akathistos (pero no tan largo).

Más vigilias en este listado de la diócesis de Madrid.

El lema de este año es «Orando con María nos abrimos a la Esperanza».

El cardenal Cobo invita «en este contexto de pesimismo»

El cardenal Cobo ha hecho difundir una carta invitando a los fieles a participar y a orar a la Inmaculada.

Cobo anima a acoger, «de manos de María, la Luz que ha de brillar en medio de este contexto de pesimismo y de preocupación por el presente, de sensación de que los cimientos de nuestra sociedad y de nuestra convivencia se tambalean; en este contexto donde se percibe tanta polarización y tantas divisiones, lo cual genera, en no pocos de nosotros, miedo al futuro e incertidumbre; en definitiva, desesperanza».

El purpurado asegura que «la luz de la Esperanza que nos trae María no la podemos esconder debajo del celemín, sino que hemos de ponerla en el candelero. Abrámonos, por tanto, con María a la Esperanza».

Cobo recuerda que «la liturgia de esta solemnidad nos invita a contemplarla así, como Dios la quiso: libre de toda mancha de pecado original para que fuese digna madre de su Hijo. Y, porque nos trajo a Jesús, el Cordero inocente que quita el pecado del mundo, la invocamos como Madre de la Esperanza».

Así, «al participar en la Vigilia de la Inmaculada manifestamos, entre otras cosas, nuestra firme voluntad de dejarnos iluminar por esa Luz, engendrada en el seno de la Virgen».

Devoción inmaculista en Madrid desde el siglo XV

Hay mucha devoción a la Inmaculada en toda España, pero Madrid es, desde el siglo XV y sus votos inmaculistas, uno de los centros con más tradición. Las primeras congregaciones que se establecieron en la villa hicieron voto de defensa de la Inmaculada Concepción de María. El primer voto conservado en Madrid es del siglo XV: el cabildo de clérigos de la iglesia de San Andrés hizo voto perpetuo de guardar la fiesta de la Inmaculada Concepción.

Ya en el siglo XVIII, a propuesta unánime de las Cortes Generales, Carlos III proclamó a la Inmaculada patrona de España

Un videoclip de la Madre Celestial

Este año, la organización de las vigilias ha difundido un videoclip de tema mariano con una canción titulada  Madre Celestial.

Su autor es Daniel Gómez (integrante del grupo La Voz del Desierto) y su intérprete, de voz dulce, su amiga Paula Sastre, que da voz a la joven Virgen Inmaculada. El videoclip se filmó en la hermosa cripta neorrománica de la catedral de Santa María de la Almudena, con la ayuda del productor musical James Herrera.

Daniel Gómez, profesor de religión en el Instituto Dolores Ibárruri de Fuenlabrada, admite en Archimadrid que tiene un cariño especial al 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, porque es también su cumpleaños. 

Hablando con sus alumnos de la asignatura de Religión, nació su deseo de expresar que «tenemos un Padre en el cielo que nos quiere, y a veces nuestro padre en la Tierra es imperfecto…, pero nos cuesta más acordarnos de la Madre», reconoce. «Una Madre celestial, que a veces nos olvidamos que está ahí, que hace las funciones de madre y que tanto necesitan los chicos», afirma.

El compositor tenía claro desde el inicio que Paula Sastre cantaría el tema. Ella dice que «ha sido un regalazo poder grabar esta canción porque me encanta rezar con música o cantando. Es una buena forma de conectar con Dios». La canción, asegura, «ha hecho que me motive más a cantarle, rezarle y dedicarle más tiempo a Ella».

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»