25/05/2024

¿Se multiplicarán las escuelas católicas en Reino Unido? La «regla del 50%» que se busca eliminar

El gobierno del Reino Unido acaba de anunciar que tiene la intención de abandonar la regla del 50%, una política educativa contra los católicos. La Secretaria de Educación del Reino Unido, Gillian Keegan, anunció la medida el 1 de mayo, un día después de visitar la Escuela Memorial Cardenal Vaughan, una famosa escuela secundaria católica de Londres.

The Pillar analiza qué impacto podría tener esta decisión. La norma se introdujo en 2010, cuando el gobierno de coalición conservador-liberal llevó adelante su iniciativa «escuelas gratuitas». El gobierno de coalición dijo que empresas, organizaciones benéficas, padres o profesores podrían abrir escuelas gratuitas financiadas por el estado central.

Resistir cualquier presión

Sin embargo, había una cláusula controvertida: si los «grupos religiosos» quisieran establecer escuelas gratuitas, debían estar sujetos a un «límite del 50%». Si la Iglesia Católica establecía una escuela gratuita y recibía más solicitudes que las plazas libres que tenía, a la escuela solo se le permitiría asignar el 50% de todas las plazas disponibles a alumnos católicos.

Dada la popularidad de la educación católica en Inglaterra, incluso entre los no católicos, era casi seguro que una nueva escuela católica gratuita tendría un exceso de solicitudes. Por tanto, bajo la regla del 50%, la escuela tendría que rechazar a los estudiantes católicos por el simple hecho de ser católicos.

La Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales dijo en 2013 que esta imposición no era admisible e instó a las diócesis a «resistir cualquier presión». Diez años después de la iniciativa de escuelas gratuitas, había 550 escuelas gratuitas a las que asistían más de 100.000 estudiantes. Pero no había ni una sola escuela católica.

Esta semana, Gillian Keegan, Secretaria de Estado de Educación, que asistió a una escuela católica en su juventud, dijo que el gobierno planeaba eliminar el límite del 50%, allanando así el camino para la creación de escuelas católicas gratuitas.

De las más de 29.000 escuelas de Inglaterra y Gales, 2.169 son católicas. Alrededor de 850.000 estudiantes asisten a escuelas católicas. Según el Servicio de Educación Católica, más de 334.000 de los estudiantes de las escuelas católicas provienen de entornos no católicos (alrededor del 40%) .

Poco menos de una quinta parte de los estudiantes de educación obligatoria católica en Inglaterra provienen de los entornos más desfavorecidos, cifra significativamente superior a la media nacional. El alumnado de las escuelas católicas también tiene un porcentaje mayor de estudiantes de minorías étnicas que el promedio de las escuelas públicas inglesas.

El anuncio de esta semana no eliminó de inmediato el límite del 50%. Permanecerá vigente mientras el gobierno realiza una consulta que finaliza en junio. Este retraso plantea dudas ya que el Reino Unido se enfrenta a unas elecciones generales próximamente en las que el Partido Conservador podría ser expulsado del poder después de 14 años.

 

Resulta interesante como en 2010, el año en que se introdujo el límite, el laicismo estaba en ascenso y hubo un crecimiento de anticatolicismo cuando el Papa Benedicto XVI realizó una visita histórica a Gran Bretaña. El clima ha cambiado y un gobierno en apuros piensa ahora en eliminar el límite para ganar votos antes de las elecciones generales.

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»