21/02/2024

«Toda vida debe ser protegida»: Toledo amanece con cientos de fetos por los Santos Inocentes

Durante la madrugada de este 28 de diciembre, fiesta de los Santos Inocentes que también recuerda a todos los no nacidos, católicos y comprometidos militantes han abarrotado la ciudad de Toledo con cientos de fetos de plástico para «sensibilizar sobre la defensa de la vida desde la concepción».

Según la información obtenida por Religión en Libertad en referencia a la campaña, las figuras de plástico de unos cinco centímetros habrían sido colocadas por toda la ciudad, especialmente en icónicas plazas como Zocodover o el Ayuntamiento, así como en dinteles y ventanas.

Dos de los más de 200 fetos de plástico diseminados por toda la ciudad de Toledo por los Santos Inocentes. 

Las figuras aparecían junto a una hoja explicativa del desarrollo de un feto de 12 semanas, similar al tamaño de los depositados, sin ningún movimiento u organización que reivindicase la campaña.

En ella se podía leer como, para entonces, el feto se mueve, encoge los brazos y las piernas, el intestino delgado transporta comida, los genitales están diferenciados, los riñones empiezan a producir orina, se forman las cuerdas vocales y las uñas, late y se escucha el corazón.

«Ahora serás un niño, adolescente, adulto o anciano, pero siempre el mismo, y no hay nadie como tú, porque tu ADN te distingue de todos los demás seres humanos», indican las notas adjuntas a los fetos de plástico en Toledo. 

La campaña se enmarca en la conmemoración del 28 de diciembre, fiesta de los Santos Inocentes, cuando militantes provida de todo el mundo acostumbran a llevar a cabo vigilias de oración y jornadas en defensa de la vida.

Recuerdan a los niños menores de 2 años asesinados por el rey Herodes con el fin de eliminar a Jesús, y que hoy son comparables a los millones de bebés que mueren a causa del aborto en todo el mundo. Se calcula que en 2021, año de pandemia, más de 40 millones de personas fallecieron a causa del aborto, cifra similar a años previos.

«Toda vida humana debe ser respetada y protegida desde su concepción», rezaba el documento colocado junto a los fetos en Toledo este 28 de diciembre. 

Según los datos del Ministerio de Sanidad, en España se realizan más de 98.000 abortos voluntarios cada año, una cifra que ha ido en crecimiento continuo. El aborto se ha convertido en uno de los mayores problemas sociales en España, ya que uno de cada cuatro embarazos termina en aborto provocado.

El texto colocado junto a las figuras concluía con el llamado a que toda vida humana sea «respetada y protegida desde su concepción».

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»