16/06/2024

Un estudio revela que un 17.8% de los jóvenes españoles fue agredido sexualmente en el último año

Un 17,8 % de los jóvenes españoles ha sufrido algún tipo de victimización sexual durante el último año. Esta victimización es más prevalente en chicas (24%) que en chicos (11,2%), aunque este segundo colectivo reporta con mayor frecuencia formas muy graves. Son cifras duras pero que pueden ser de utilidad para padres, profesores y catequistas. 

Puedes consultar aquí el informe completo. 

El primer estudio realizado en España con una muestra representativa del país sobre victimización sexual en la adolescencia, fue liderado por Noemí Pereda, directora del Grupo de Investigación en Victimización Infantil y Adolescente (GReVIA) de la Universidad de Barcelona. El informe se ha presentado en el marco de la jornada Radiografía y prevención de la violencia en adolescentes, que ha tenido lugar en CaixaForum Madrid.

Datos reveladores 

Los resultados se han extraído de las respuestas de una muestra de 4.024 chicos y chicas de entre catorce y diecisiete años escolarizados en setenta centros educativos de toda España y distribuidos de forma representativa entre todas las comunidades autónomas.

El estudio también categoriza las formas de victimización sexual más frecuentes entre la adolescencia española. La electrónica es la más frecuente (12,1%) y la reportan un 5,9% de los chicos y un 18,3% de las chicas. Le sigue, con un 8,8%, la victimización sexual por pares (entre iguales), afectando a un 5,9% de los chicos y un 11% de las chicas.

La victimización sexual con contacto físico por parte de adultos alcanza el 3,1% y afecta de forma similar a chicos y chicas. Por último, la explotación sexual que supone el intercambio de sexo por recompensas, como obsequios y dinero, afecta a un 2,6% y es similar en chicos y chicas.

En el caso de los chicos, algunos tipos de victimización fueron significativamente más frecuentes, como es el caso de la victimización sexual con penetración o sexo oral por parte de una persona adulta conocida (1% frente al 0,3% de las chicas) y desconocida (1% frente al 0,4% de las chicas), así como la explotación sexual con penetración (1,2% frente al 0,5% de las chicas).

En cuanto a la victimización sexual con contacto físico ejercida por adultos conocidos, fueron los padres las principales figuras que cometieron la victimización —tocamientos, sexo oral o penetración— fueron los padres, seguidos de otra figura familiar adulta.

La victimización sexual física ejercida por iguales o menores de edad, las agresiones más frecuentes proceden de compañeros y compañeras o de amigos y amigas del colegio, seguido de otros chicos y chicas que no forman parte del núcleo familiar.

En el ámbito de la información y de la orientación, los autores del estudio proponen difundir información sobre los recursos disponibles en casos de victimización, publicitar los protocolos y guías a seguir en caso de ser víctima o testigo y elaborar guías de apoyo y acompañamiento para los familiares de las víctimas. 

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»