16/04/2024

LA APOSTASÍA ACTUAL: LA FALSA RELIGIÓN DEL VATICANO II Y LOS JUDÍOS

Hemeroteca Laus DEo07/01/2022 @ 02:50

 


               Tras la muerte del Venerable Pío XII, los enemigos ocultos de la Santa Iglesia, aquellos mismos que San Pío X ya denunciara como los que «se esfuerzan por aniquilar las energías vitales de la Iglesia, y hasta por destruir totalmente, si les fuera posible, el Reino de Jesucristo», asaltaron el Trono de San Pedro para sentar en él a Angelo Roncalli, sospechoso de pertenecer a la judeomasonería y a otros grupos de corte esotérico, y que tomaría el nombre del último antipapa, Juan XXIII. (1) Convocó el «Concilio Ecuménico Vaticano II» que quitó a la Religión Católica oficial su carácter teocéntrico para imponerle el antropocentrismo: la persona humana, la criatura, por encima de Dios, el Creador.

ENSEÑANZA ERRÓNEA DEL CONCILIO VATICANO II


                «Y, si bien la Iglesia es el nuevo Pueblo de Dios, no se ha de señalar a los judíos como reprobados de Dios ni malditos, como si esto se dedujera de las Sagradas Escrituras»


Declaración Nostra Aetate, Concilio Vaticano II


LA SAGRADA ESCRITURA Y LA VERDAD CATÓLICA


«…tal como ellos padecieron a manos de los judíos, los cuales 
mataron tanto al Señor Jesús como a los profetas, y 
a nosotros nos expulsaron, y no agradan a Dios 
sino que son enemigos de todos los hombres.»


Segunda Carta de San Pablo a los Tesalonicenses, cap.2, vers. 14-15

             

LOS «PAPAS DE LA IGLESIA CONCILIAR»
contradicen la Enseñanza Católica


               «…La religión judía no nos es “extrínseca”, sino que en cierto modo, es “intrínseca” a nuestra religión. Por tanto tenemos con ella relaciones que no tenemos con ninguna otra religión. Sois nuestros hermanos predilectos y en cierto modo se podría decir nuestros hermanos mayores.»


Juan Pablo II, Discurso en la Sinagoga de Roma 13 Abril 1986


               «…la Comunidad judía y la Iglesia de Roma conviven en esta ciudad nuestra, con una historia —lo sabemos bien— que ha sido a menudo recorrida por incomprensiones y también por auténticas injusticias…

               A este cambio de mentalidad ciertamente contribuyó, por parte católica, la reflexión del Concilio Vaticano II…

               …el sendero de la amistad, de la cercanía, de la fraternidad. Espero contribuir aquí, en Roma, como Obispo, a esta cercanía y amistad, igual que tuve la gracia —porque ha sido una gracia— de hacer con la comunidad judía de Buenos Aires…»


Discurso del «Papa» Francisco a la 
Delegación Judía de Roma, 11 de Octubre de 2013


               «La Alianza de Dios con Israel, su pueblo, perdura y no ha sido nunca revocada…» 

Comisión de la Santa Sede para las relaciones religiosas 
con el judaísmo, 10 de Diciembre de 2015



   
LA ENSEÑANZA INFALIBLE DE LA IGLESIA

CON RESPECTO AL PUEBLO JUDÍO 
«Más a quien me negare 
delante de los hombres, 
Yo también le negaré delante 
de Mi Padre que está en los Cielos».


Evangelio de San Mateo cap. 10, vers. 33  


                    «Habiendo, pues, nosotros dispuesto esto en todas sus partes con toda exactitud y diligencia, determinamos que a nadie sea lícito presentar otra Fe, escribirla o componerla o bien sentir o enseñar de otra manera. Pero, los que se atrevieren a componer otra Fe o presentarla o enseñarla, o bien entregar otro símbolo a los del helenismo o judaísmo, o de una herejía cualquiera quieren convertirse al conocimiento de la verdad, o se atrevieron a introducir novedades de expresión o invención de lenguaje para trastorno de lo que por nosotros ha sido ahora definido; estos, si son Obispos o Clérigos, sean privados los Obispos del Episcopado, y los Clérigos de la Clerecía y si son monjes o laicos, sean anatematizados.»


Concilio de Constantinopla, VI  680-681



                    «Cualquiera, que como dice el Apóstol, intente sembrar otra cosa fuera de lo que hemos recibido, sea anatema. No se abra entrada alguna por donde se introduzcan furtivamente en nuestros oídos perniciosas ideas, no se conceda esperanza alguna de volver a tratar nada de las antiguas constituciones porque -y es cosa que hay que repetir -muchas veces-, lo que por las manos apostólicas, con asentimiento de la Iglesia Universal, mereció ser cortado a filo de la hoz evangélica, no puede cobrar vigor para renacer, ni puede volver a ser sarmiento feraz de la viña del Señor, lo que consta haber sido destinado al fuego eterno. Así, en fin, las maquinaciones de las herejías todas, derrocadas por los Decretos de la Iglesia, nunca pueden permitirse que renueven sus combates de una impugnación ya liquidada.»


Papa San Simplicio 468-483


                    «Si alguno de acuerdo con los Santos Padres, no confiesa propiamente y según verdad, todo lo que ha sido transmitido y predicado a la Santa Católica y Apostólica Iglesia de Dios e igualmente por los Santos Padres y por los cinco venerables Concilios Universales, hasta el último ápice de palabra y corazón, sea condenado.»


Concilio de Letrán en 649. En el Canon 17


                    «Queriendo caminar sin tropiezo por el recto y real camino de la Divina Justicia, debemos mantener como lámparas siempre lucientes los límites o definiciones de los santos Padres. Por eso confesamos guardar y confesar las leyes que han sido transmitidas a la Iglesia Católica y Apostólica tanto por los Santos y muy gloriosos Apóstoles, como por los Concilios Universales y locales, o por algún Padre de la Iglesia, divinamente inspirado. Porque San Pablo el gran Apóstol nos avisa guardemos las tradiciones que hemos recibido, ora de palabra, ora por carta de los Santos que antes brillaron.»


Concilio de Constantinopla 869-870


               «La Santa Iglesia Romana firmemente cree, profesa y predica que nadie que no esté dentro de la Iglesia Católica, no sólo paganos, sino también judíos o herejes y cismáticos, puede hacerse partícipe de la vida eterna, sino que irá al fuego eterno que está aparejado para el diablo y sus ángeles, a no ser que antes de su muerte se uniere con ella…»

               «…La Santa Iglesia Romana Firmemente cree, profesa y enseña que las legalidades del Antiguo Testamento, o sea, de la Ley de Moisés, que se dividen en ceremonias, objetos sagrados, sacrificios y sacramentos, como quiera que fueron instituidas en gracia de significar algo por venir, aunque en aquella edad eran convenientes para el culto divino, cesaron una vez venido Nuestro Señor Jesucristo, quien por ellas fue significado, y empezaron los Sacramentos del Nuevo Testamento…»


Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, Bula Cantate Domino, 1441


               «La infidelidad de la Sinagoga es un insulto al Salvador. Por eso Cristo eligió la barca de Pedro, y abandonó la de Moisés, es decir, Él reprobó a la sinagoga infiel, y adoptó la Iglesia creyente.»


San Ambrosio, Sermón 37, Las dos barcas: 



NOTAS ACLARATORIAS

                1 Sobre la pertenencia de Juan XXIII a la Masonería, recomiendo leer la entrevista a Carlos Vázquez Rangel “Juan XXIII y Pablo VI fueron iniciados el mismo día en París”.

                En el libro del periodista Pier Carpi “Las profecías del Papa Juan XXIII”, publicado en 1977, se recogen numerosos testimonios que indican que Angelo Roncali participaba de las reuniones esotéricas de un grupo de rosacruces en Italia.


Seguro te interesará leer también 
estos otros artículos…


Read More