19/04/2024

Se estrena la película «Guadalupe» en América… y nosotros hablamos con la Virgen María

La película Guadalupe Madre de la Humanidad se ha estrenado este 22 de febrero en más de 400 salas de cine en México, Estados Unidos, Puerto Rico y los 6 países de Centroamérica, y llegará a los cines españoles el 1 de marzo.

La película recrea con detalle y emoción los hechos de las Apariciones de la Virgen de Guadalupe en 1531 a San Juan Diego. Las escenas históricas, están dramatizadas y dialogadas con fidelidad al texto del Nican Mopohua, el libro en lengua náhuatl que las describió, escrito hacia 1556.

Se van intercalando con testimonios actuales de personas ayudadas por la Virgen de Guadalupe en nuestros días, escenas de su gran devoción en México y EEUU y algunos testimonios de Barcelona y Alemania, como signo de su universalidad.

Se hacen celebrado pases previos en Los Ángeles (el 13 de febrero, con el arzobispo José H. Gómez), en México (el 15 de febrero, en el santuario de Guadalupe) y en Miami (el 23 de febrero, con el narrador principal y popular presentador de EWTN, Pepe Alonso). Muchos han alabado el trabajo de Angélica Chong como la Virgen María, Mario Alberto Hernández como San Juan Diego y las intervenciones de Karyme Lozano como presentadora que ayuda a explicar algunos elementos.

La actriz que da rostro a María de Guadalupe

Todos se enfrentaban a un reto interpretativo, pero no hay duda de que el de la Virgen es especial. La Virgen María se ha mostrado muchas veces en el cine, pero pocas veces se muestra su rostro en películas que representen apariciones. ¿Quién puede dar rostro a la Virgen ya glorificada, celestial, radiante de luz?

En Guadalupe tiene esa tarea Angélica Chong, y no durante unos pocos segundos, sino en cinco escenas distintas, porque cada uno de los encuentros de la Virgen con el indio San Juan Diego que cuenta el Nican Mopohua, con sus diálogos que combinan ternura y detallados protocolos, se muestran aquí.

Angélica Chong confiesa a ReL que tiene 30 años. Y, sin embargo, representa convincentemente a una María que es celestial pero también es la María embarazada, que tiene unos 16 años.

«Mi bisabuelo era chino, un inmigrante chino que se hizo católico. Uso mi segundo apellido para mi nombre artístico. Yo soy de Japala, Veracruz, y mi familia viene de Hidalgo», explica a ReL.

Angélica Chong sonríe en el photocall de Guadalupe Madre de la Humanidad en Madrid.

¡Ya hizo el papel con 11 años!

Ya hizo antes de la Virgen de Guadalupe, ¡cuando tenía 11 años en el colegio!, dice divertida. Luego hizo carrera en el teatro: la Compañía de Teatro Adolescente, una licenciatura en Teatro, la escuela de Abraham Oceransky, la Compañía Titular de Teatro. También trabajó en TV, como presentadora en el programa Voz Propia, en cortos y en Cuentos y Leyendas de Veracruz.

«De niña mis profesoras siempre me elegían para hacer de Virgen María en las pastorelas navideñas, y una vez, en unas recreaciones de las apariciones de Guadalupe, con 11 años, ya hice de Virgen de Guadalupe», comenta sonriente a ReL.

Devoción real a la Virgen

«En realidad, en mi vida la Virgen siempre ha estado presente. Como para todos los mexicanos, claro. Pero en mi caso también mi madre me ha transmitido esa presencia. Sentí que la Virgen me acompañaba en momentos complicados, como cuando estudiaba angustiada en la universidad. Mi madre me dio una imagen de la Virgen que había encontrado dentro de un libro cuando ella estudiaba Arquitectura, no sabemos como llegó allí», explica.

«La pandemia llegó mientras yo estaba en España. Fue duro, era un confinamiento muy estricto, con mi familia lejos. Yo rezaba a la Virgen, le decía «Virgen María, cuídame». También le preguntaba si debía seguir en el mundo de la actuación. Y parece que Dios me envió una señal, salió la convocatoria para esta película, presenté mi material y me eligieron», detalla.

Pero ¿cómo poner rostro a la mujer más amada de la historia de la Humanidad? ¿Cómo interpretarla?

«Con los directores, Andrés Garrigó y Pablo Moreno, hablamos de que era importante con esta historia llegar a personas de distintas culturas y distintas creencias. Siempre digo que el mensaje de la Virgen siempre es válido, hoy también. Es un mensaje de mestizaje, de amor a todos. En Latinoamérica, con el mestizaje, es un mensaje de unión y de reconocimiento de las culturas», añade.

Un factor humano, otro celestial

A la hora de interpretar a la Virgen de Guadalupe, Angélica entiende que «el papel tiene un factor humano y otro celestial. Como mujer, Ella asume responsabilidades. También sabemos que  se conmueve. Es una muchachita embarazada, que espera al Hijo de Dios. Le han dado una encomienda y Ella la asume con gracia y entrega. Pero lo mismo le pasa a Juan Diego, que es otro mensajero con otra encomienda. Así que Ella se ve reflejada en él. Esto lo hablábamos con Mario Alberto Hernández, el actor que hace de Juan Diego. Yo me situé y pensé: ‘Ella tiene esta edad y este asunto en sus manos‘. Es un papel que, además, es una unión de muchos símbolos», añade.

Otra clave para interpretarla es que debía transmitir amor al espectador y a Juan Diego. «Yo no soy madre, pero sabemos que la maternidad da una madurez, una responsabilidad, te cambia incluso la química del cuerpo y hasta del cerebro, nos lo dice la ciencia. Y Ella es joven pero también es madre», comenta.

Mirar a Juan Diego, y a América, con amor

Otra idea que le ayudó a mirar con amor fue ver en Juan Diego «al pueblo mexicano, a mi país, y toda América, yo, como Virgen, los cuido y los amo. Eso me ayudó en el papel. Y también el tema de inspirar confianza. Porque lo que Ella dice a Juan Diego es: ‘yo confío en ti, podría enviar a cualquier otro emisario pero confío en ti y necesito que confíes en mí’. Yo estaba en España, veía cosas malas que pasan en México y en otros países, y quería transmitir al pueblo esa confianza y unidad, que Dios confía en nosotros y nos ama».

Angélica Chong caracterizada como Virgen de Guadalupe abre sus brazos: busca ser a la vez una joven embarazada y una madre dispuesta a abrazar.

Comenta a ReL que de niña vio La Canción de Bernadette, sobre las apariciones de Lourdes, pero luego no la volvió a ver, y aunque ha visto algunas películas sobre la Virgen de Guadalupe no las ha usado como referencia en su actuación. «Mi idea era que yo debía desaparecer por completo y dejar que la gente viera a la Virgen, mostrar su parte humana y su parte celestial, casi etérea, y para eso no me basé en ningún otro referente», explica.

Con su dulzura, suavidad y sonrisa tierna, Angélica hace honor a su nombre. ¿Podría hacer de malvada en alguna película? «No sé, a lo mejor. Hacer de malo en una obra no te convierte en malo, alguien ha de ser el malo, ¿no? Podría ser interesante en un casting, a ver… pero como actriz, tengo facetas, y la que me atribuyen muchas veces es esa, la de bondad«, dice divertida.

Llegará a 19 países

La película tiene ya programado su estreno en 19 países. Distribuida en América por el Festival Internacional del Cine Católico, la película se estrena el 22 de febrero en México, Estados Unidos, Puerto Rico, Honduras, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Panamá.

El 29 de febrero llegará a los cines en Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Bolivia y Uruguay. En España se estrenará el 1 de marzo y el 14 de marzo en Argentina y Paraguay. En mayo el filme entrará en la cartelera de Brasil. La lista de los cines se puede consultar en la página web: www.peliculaguadalupe.com

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»