23/04/2024

«Conocerlo fue una bendición»: el grupo de lectura de la Biblia por WhatsApp repite en 2024

En el Pirineo, una comunidad de religiosas y consagradas custodian el santuario de Santa María de Refet. Como ya explicamos en Religión en Libertad, las principales encargadas de su cuidado, Pilar y madre  Trinidad, son también apasionadas de la Biblia, su lectura y oración, pero también de su divulgación.

Hace tres años, especialmente durante la pandemia, decidieron difundir esta práctica por redes sociales. Especialmente por Instagram y WhatsApp, con grupos y listas de difusión cuyos contenidos pronto llegaron a cientos de personas.

Conforme se acerca 2024, las religiosas ultiman la preparación del cuarto año consecutivo de la lectura pautada de la Biblia por WhatsApp, de modo que a lo largo del año los inscritos han podido leer la Biblia de principio a fin en unos veinte minutos al día.

Este 2024 informan de una novedad respecto a los cursos previos: a las referencias de las lecturas que se envían cada día -no se envía el texto, sino que «dirigen» al texto bíblico a leer- se incorporará la lectura de la encíclica Spiritus Paraclitus, de Benedicto XV, sobre la interpretación de la Sagrada Escritura. «Para que quede realmente claro que es una lectura católica en la Iglesia», apostillan.

También recomendarán por redes un curso bíblico de YouTube a modo de ampliación.

La idea, explican, es que cada uno lea con su Biblia, eligiendo un momento de tranquilidad, y animan a que pueda darse «una lectura orante y no una fragmentaria en el bus, de camino al trabajo o a los estudios».

Aseguran que son muchos los que «repiten» cada año, bien por no haber podido leer la Biblia completa o porque deseaban volver a leerla. Cada curso en los dos años pasados ha atraído unos 240 participantes.

A lo largo de estos años, son muchos los testimonios recabados por las custodias del santuario de Santa María de Refet, especialmente sobre cómo la lectura de la Biblia ha ayudado a sobrellevar problemas familiares o al sostenimiento en la fe.

También reciben continuas muestras de agradecimiento, como la de Alba: «Os mando este mensaje para daros las gracias por vuestras iniciativas y vuestra paciencia. Os conocí hace un par de años para la lectura de la Biblia en un año, y fue uºna bendición tan grande que no he dudado en unirme a este nuevo grupo. Gracias por lo que compartís y lo por contestar a todo. Seguiré leyendo y cogiendo todo lo que me ayuda para este rezo. Unidas en oración».

Las responsables ofrecen el número 688803999 para la resolución de dudas a través de WhatsApp, así como el enlace para unirse al grupo de lectura bíblica.

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»