26/02/2024

El cardenal Sturla dice que «Fiducia» es «un no pero sí, y un sí pero no» y que no bendecirá parejas

En una entrevista sobre diversos temas en el diario generalista El País, de Uruguay, el cardenal Daniel Sturla, arzobispo de Montevideo, ha declarado que Fiducia Supplicans es confusa y que lo mejor es «seguir la práctica que la Iglesia ha tenido hasta ahora.

Como cardenal, es el clérigo de mayor rango en lengua española que ha expresado desconcierto por Fiducia Supplicans y declara su voluntad de limitarse a bendecir personas y no parejas.

En español han expresado su desconcierto también el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, y el obispo de Alicante, José Ignacio Munilla, entrevistado en ReligionEnLibertad.

Sturla, desde Montevideo, afirma: «Ante la no claridad del documento, desde la lectura que yo hago, entiendo que hay que seguir con la práctica que la Iglesia ha tenido hasta ahora, que es la de bendecir a todas las personas que piden una bendición, pero no bendecir a las parejas del mismo sexo».

«Tampoco se bendice a una pareja que no está casada. No se pueden bendecir uniones que la misma Iglesia dice que no están de acuerdo con el plan de Dios», afirma el cardenal uruguayo.

«Seguiremos con la misma práctica hasta que se aclare. El documento ha generado división. En las Iglesias de África han dicho que en sus países, no«, detalla.

Aborto y eutanasia

El cardenal en la misma entrevista habla sobre la ley del aborto en Uruguay. «Que la Iglesia aspira a que un día la ley del aborto sea derogada es algo que es claro. Pero no esperábamos que lo hicieran en este gobierno, era evidente que no lo iban a hacer», declara refiriéndose al gobierno de Luis Lacalle Pou. «Yo pienso que va a ser algo de futuro. Va a llegar un momento en que la gente va a decir que esto que estamos haciendo no puede ser, que la vida humana existe desde la concepción».

Preguntado si podría lograrse derogar el aborto con una consulta popular, responde: «Sí, aunque pienso que es algo que puede demorar un tiempo. Hay una ola que se ha creado con los nuevos derechos. Se separan los derechos humanos de lo que es la ley natural, y entendemos que se termina yendo contra el mismo ciudadano».

Sobre el proyecto de Ley de Eutanasia, que algunos quieren hacer avanzar en el Senado uruguayo, explica que la Iglesia se ha manifestado con sus comisiones de «Salud y de Ética, y estas han ido al Parlamento. Está la organización Prudencia Uruguay, que está formada por muchos católicos, pero también por no católicos. Este es un tema que no se puede tomar de forma urgente, sino que hay que pensarlo. Muchas veces esto se presenta como una cuestión compasiva con el que sufre, pero en realidad es un cambio de perspectiva sobre el sentido de la vida y de si hay o no personas cuya vida es descartable. Por supuesto que la Iglesia se opone con el ensañamiento terapéutico y aplaude la ley de cuidados paliativos, así como estuvimos de acuerdo con la ley de voluntad anticipada, pero sin que esto tenga que ver con la eutanasia».

Copiamos íntegra a continuación las preguntas sobre Fiducia Supplicans y las bendiciones a parejas irregulares:

-¿Qué opina de la bendición eclesiástica para parejas del mismo sexo, que fue aprobada por el Vaticano?

-Creo que no era un tema para que surgiera ahora en Navidad. Me llamó poderosamente la atención, porque es un tema polémico y está dividiendo aguas adentro de la Iglesia. Es claro que un sacerdote bendice a todas las personas. Yo he estado ahora en la cárcel y he bendecido a todos los que están allí. Si vienen personas a pedirme la bendición, siempre la doy. Me acuerdo de cuando se estaba discutiendo la ley trans, que estábamos en una procesión en la parroquia San Ignacio y vinieron unas personas trans a pedirme la bendición y les di la bendición. Otra cosa es bendecir a una pareja homosexual…

-Eso es lo que el documento plantea…

-Ahí ya no es la bendición de las personas, sino a la pareja, y toda la tradición de la Iglesia, incluso un documento de hace dos años dice que no es posible hacer esto. Además, esta instrucción, o este documento que ha salido, crea confusión, porque dice que se puede bendecir, pero no a través de un rito. En definitiva, lo que yo creo es que a las personas se las puede bendecir, pero a las parejas como tal, en cuanto parejas, no. Con las parejas heterosexuales lo que está es el sacramento del matrimonio, hombre y mujer.

-¿Por qué dice que el documento no es claro?

-Es un no pero sí, y un sí pero no. El mismo documento dice que no cambia la doctrina de la Iglesia. Ante la no claridad del documento, desde la lectura que yo hago, entiendo que hay que seguir con la práctica que la Iglesia ha tenido hasta ahora que es la de bendecir a todas las personas que piden una bendición, pero no bendecir a las parejas del mismo sexo.

-El documento dice que a las parejas del mismo sexo la Iglesia las sigue entendiendo como una “situación irregular”.

-Exacto. Si uno lo que quiere es acercarse a las personas y que los homosexuales se sientan parte de la Iglesia, me parece bien. Porque la Iglesia es para todos. Pero hay ciertas reglas. Tampoco se bendice a una pareja que no está casada. No se pueden bendecir uniones que la misma Iglesia dice que no están de acuerdo con el plan de Dios.

-¿Han pedido una clarificación del documento al Vaticano?

-Lo que pasa es que el mismo documento dice que no puede haber un rito, que no se puede hacer tampoco públicamente… Crea una situación confusa. Cuando se bendice a las personas, uno no pregunta cuál es su situación. Y se hace siempre y a quien sea. Seguiremos con la misma práctica hasta que se aclare. El documento ha generado división. En las Iglesias de África han dicho que en sus países, no.

-¿Cómo funciona esto a la interna de la Iglesia? ¿Si el Vaticano dice algo, no hay que cumplirlo?

-En la Iglesia hay como una jerarquía de documentos. Esto no es un pronunciamiento del papa que tenga un valor dogmático. Hace dos años un documento de la Santa Sede dijo todo lo contrario, además. Hay que esperar un poco y que las aguas tomen el cauce adecuado.

-¿Pasó en estos días que alguna pareja de personas del mismo sexo haya pedido esta bendición en Uruguay?

-No me consta, de todas formas, como es algo que queda en el ámbito privado, ahí cada sacerdote deberá entender y decidir qué hacer.

-¿Lo han consultado sacerdotes sobre cómo proceder?

-No de esa manera, pero he escuchado sacerdotes que están desconcertados con esto. Y lo que yo les digo es que se bendice a las personas.

Lea también, aquí: 10 reacciones en Europa que ven confusa y ambigua «Fiducia Supplicans»

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»