24/05/2024

En misiones, muchos quieren ser seminaristas: así ayuda tu donativo en el día de Vocaciones Nativas

En los países de misión, en África, Hispanoamérica o Asia, muchos jóvenes nativos, que conocen su lengua y cultura, querrían ser sacerdotes o religiosos, pero tienen dificultades económicas para costear su formación. Sin clérigos nativos, las iglesias en esos países se mantendrán débiles, mientras crecen otras ofertas espirituales (Islam, materialismo, supersticiones, sectas…)

Por eso, este domingo se celebra la Jornada de Vocaciones Nativas, en las que se pide oración y donativos para apoyar al clero local. La Obra Pontificia de San Pedro Apóstol –una de las cuatro Obras Misionales Pontificias (OMP)– nació para que ninguna vocación se perdiera por falta de medios.

En 2023 católicos de todo el mundo aportaron 16,2 millones de euros para Vocaciones Nativas a través de OMP. En 2023 San Pedro Apóstol apoyó los estudios y sostenimiento de casi 83.700 seminaristas y más de 2.000 formadores en 725 seminarios diocesanos. Los obispos de zonas misioneras saben que necesitan de este apoyo o no podrán formar a sus sacerdotes.

Estos donativos se destinan a:

– los gastos ordinarios de los seminarios, la manutención de los seminaristas y novicios;
placas solares, pozos, granjas, huertos, talleres... estructuras que ayudan a los seminarios a sostenerse;
– formación de calidad, como la de los países del primer mundo;
becas para los mejores estudiantes, para que acudan a universidades internacionales a realizar estudios superiores: de esas becas salen muchos futuros profesores y obispos;
– apoyo al primer año de formación de novicios de congregaciones originadas en territorios de misión.

Hay 725 seminarios diocesanos en territorios de misión, repartidos así:

– 483 en África,
– 227 en Asia,
– 5 en Oceanía
– y 10 en América (América tiene muchos más seminarios, pero no en territorios de misión, sino en diócesis normales).

En 2023 los españoles donaron 1,7 millones de euros a este fin (un 10% de los recaudado para Vocaciones Nativas en todo el mundo).

Un caso concreto: Costa de Marfil

Fue muy difícil llevar el evangelio a Costa de Marfil, en África: los misioneros morían de enfermedades tropicales en distintas oleadas. Los dos intentos grandes del siglo XVII fracasaron. Sólo en 1895 lograron establecerse dos sacerdotes de la Sociedad de Misiones Africanas (SMA). Hoy, pasados 200 años, vemos una gran explosión de vocaciones nativas. En sus 10 seminarios diocesanos estudian 750 seminaristas. Son jóvenes con ganas de ser sacerdotes y evangelizar. Pero necesitan del apoyo de esta colecta.

¿Cómo colaborar?

Es posible dar un donativo en las colectas de este domingo, o a través de Bizum, trasferencia o donativo online. Más información en VocacionesNativas.es .

Además, hay un sistema de becas para financiar de manera concreta un periodo de formación de una de estas vocaciones. Con 2.000€ se cubre la formación completa de un seminarista de 6 años. También se puede apoyar media beca con 1.000€, o solo un curso con 350€.

A menudo, en una parroquia española o entre cristianos de un mismo grupo o movimiento se ponen de acuerdo para apadrinar en grupo una vocación sosteniendo una de estas becas.

También se ofrece la posibilidad de ofrecer estipendios de misa por 10€ para apoyar a los formadores. Con esta ayuda se les asegura parte de su mantenimiento, para que no tengan que buscar sustento de otras formas, lo que les ayuda a permanecer al lado de los futuros sacerdotes, dedicándose a su formación. Es una oportunidad de unir las intenciones personales de Misa al apoyo a la formación de sacerdotes.

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»