18/05/2024

¿Tapas, café, cerveza…? Las jóvenes monjas de Estíbaliz que se acaban de hacer cargo del bar Pater

El bar del Santuario de Estíbaliz, en Álava, País Vasco (España), llevaba cerrado desde el pasado mes de septiembre y, a partir de ahora, serán las Hermanas Peregrinas de la Eucaristía las que se encarguen de atender detrás de la barra a los numerosos visitantes y peregrinos que se acerquen cada día a este bello lugar.

Tentempié después del rezo

Aunque algunos medios lo han presentado de forma un tanto escandalosa, la labor de las 18 hermanas que forman la comunidad será únicamente servir a los visitantes que quieran tomar una bebida o comer algo después de visitar el santuario que acoge a la patrona de Álava, al que llegaron las hermanas en 2022 tras la marcha de los monjes benedictinos. 

Santuario de Estíbaliz, que acoge a la patrona de Álava y al que llegaron las hermanas en 2022 tras la marcha de los monjes benedictinos.

Tras tres años cerrado, en 2016, Álava Medieval tomó las riendas de este establecimiento durante cinco años. Tras el cierre, llegó la reapertura y de nuevo, tras la marcha de los monjes benedictinos, el adiós de los entonces gestores. Ahora, las hermanas mismas han sido las que han puesto a punto y decorado el local.

El obispo de Vitoria bendice el remozado bar Pater de Estíbaliz. 

A la reapertura acudió el obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, que ofició una misa a las doce del mediodía. Una hora después, las puertas del establecimiento hostelero de Estíbaliz se volvieron a abrir. Con la Semana Santa a las puertas, esperan que sean muchos los visitantes que acudan al santuario y a tomarse un café, un pintxo o una cerveza en el bar de las religiosas.

Hay que recordar que el Papa Francisco concedió a Estíbaliz el Año Jubilar, que conlleva la concesión de la indulgencia plenaria a los que peregrinen al Santuario de Estíbaliz del 6 de mayo de 2023 al 6 de mayo de 2024.

Las hermanas peregrinas forman parte de una comunidad de origen colombiano muy joven, tanto en lo relativo a la fundación -el Padre Francesco María y la Madre Amada Clara aún viven- como a su edad, pues la mayoría de las 18 hermanas están cercanas a los 30 años.

Como se desprende de su página web y según las palabras de las propias religiosas, uno de sus principales carismas es funcionar como «lugar de encuentro» para las familias, desde una familia más amplia que la conforman los Peregrinos de la Eucaristía, con el objetivo de «evangelizar» y «dar a conocer a Dios».

Ayuda aquí a las Hermanas Pergerinas de la Eucaristía. 

Durante estos meses y los restantes hasta mayo de 2024, las religiosas continúan llevando activamente el Evangelio por las calles de Estíbaliz. Lo hacen con las celebraciones programadas, con la entrada por la puerta santa o a través de la ya tradicional «peregrinación vocacional a Estíbaliz».

Y como es «casi obligado» tratándose de religiosas, los dulces no podían faltar. En su caso, incluso han creado un nuevo postre para este año jubilar que rememora el centenario de la coronación de la virgen de Estibaliz: los eztizitos, que «llevan muchos ingredientes secretos, aunque el mayor es el amor y la mano de las reposteras», revelan.

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»