19/06/2024

Visitaban el Observatorio Vaticano y decidieron crear una universidad para «científicos santos»

El pasado mes de marzo arrancó el Catholic Institute of Technology, una universidad estadounidense católica que busca formar a la nueva generación de científicos católicos que puedan poner a la Iglesia a la vanguardia del desarrollo intelectual, como lo fue durante la Edad Media.

El portal Zenit ha contado cómo surgió esta iniciativa. William Haughey, cofundador del instituto, cuenta que estaba en su luna de miel con su esposa en Roma, cuando visitaron el Observatorio Astronómico Vaticano, uno de los más antiguos, y el único centro de búsqueda científica de ese tipo financiado por el mismo Vaticano.

Profesores de Sillycon Valley

Al tener organizado un tour por el Observatorio, guiado por un religioso que conocían y que trabaja en el lugar, Haughey y su esposa se sintieron inspirados a lanzar este proyecto de crear un instituto que pudiera ser una comunidad de creyentes que buscaran ser «punta de lanza» en el avance científico.

Muchos de los profesores del nuevo Instituto vienen de Sillycon Valley, y el campus se ha abierto en Castel Gandolfo, la residencia de verano del Papa y sede del Observatorio Astronómico Vaticano. En su página web se puede ver la oferta curricular de esta universidad que busca: «integrar la rigurosa educación técnica con una formación moral y espiritual en la fe católica».

El Instituto, además, busca crear una comunidad de estudiantes «santos, doctorandos y científicos» que tengan como misión el servir a la Iglesia y a la sociedad. «¿Por qué lo necesitamos?», se pregunta William Haughey. «Porque es bueno para la Iglesia. Ser un activo para la Iglesia universal es incalificable. Lo que busca a largo plazo Catholic Tech es servir para iniciar una ola de nuevas empresas católicas en el campo científico».

La universidad comenzará con su primer ciclo en otoño de este año. Se pueden consultar más datos sobre ella en su sitio web https://catholic.tech/

PUBLICADO ANTES EN «RELIGIÓN EN LIBERTAD»